viernes, 13 de febrero de 2009

Querido Cupido

Como ya vi que hablar de moscas y dudas existenciales no es negocio, escribiré sobre algo muy adhoc a este día de San Valentín...

Bueno, empezare por decir que hasta apenas el día de ayer, yo decía que no le daría un regalo a mi noviecito adorado porque simple y sencillamente no me nacía hacerlo ni lo consideraba necesario, pero después de que cierta amiga mía me dio cátedra sobre la importancia de estas fechas y demás, entré en un dilema, aparte de que me dio mucha envidia -de la buena- escuchar todo lo que ella haría por su novio y obviamente no me quise quedar atrás.

Primero opté por rentar una habitación en un motelito -para tener un San Valentín sexual jajajaja- y hable a algunos, pero ¿qué creen? que parece que todos en la ciudad se van a ir a pegar sus encerrones y pues que ya no había nada disponible. Al menos eso me dijeron las personas con las que hablé.

Después vino a mi cabeza la fabulosa idea de preparar algo rico para cenar, idea que rápidamente salió huyendo cuando recordé que su casa y la mía son lugares no-disponibles, y ¿dónde voy a meter mi show romántico?.

¿Regalarle algo material? No. Hemos pasado juntos muchas celebraciones y ya le he regalado todo lo regalable a un novio, eso sin mencionar que ya he repetido de regalo un par de veces.

También pude diseñar yo misma alguna tarjeta con corazones y frases como Te Amo, hace 10 horas esa era una opción viable hasta que alguien me dijo que los novios no valoran esas cosas, y aunque estoy segura de que el mio sí, no pude evitar descartar mi tarjeta romántica de la lista. Damn it!

Entonces decidí hablarle a una amiga, la que siempre sabe qué regalarle a los novios y después de que hechamos chisme (nada que ver con el regalo) como 1 hora, le dije "aaah, le haré un postre", y así quedara: unos brownies con algún otro detalle que seguramente mañana se me ocurrirá.

Pero como le había comentado a una chica en su blog, entre él y yo no existe esa necesidad vital de comprar/hacer algo especial ese día, puesto que todos los días a su lado son brutalmente especiales por el simple hecho de estar juntos. Que cursi!

Feliz día de San Valentín para mi y para quienes me leen, aunque no comenten... Y ya me voy a dormir que alguien me llamo hace 5 minutos y dijo que vendría a las 7 de la madrugada a verme... Oh por Dios!

5 comentarios:

Neurótica anónima dijo...

Ja ja ja

señoritaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa morfina jajajaja


no te creas amiga!

Mejor regalale mucho amor y algo de coooo mer

Miss Adore dijo...

¡Muchas gracias por seguir mi blog!
San Valentín... O_O que fecha más loca, ponen a la gente a comerse el coco planeando cenas románticas y regalos. Por eso digo que Cupido es un desgraciado. XD.

¡Besotes y feliz día!

La Diabla dijo...

Que onda mujer, buen nickname y del 14 de febrero jaja ni noviecito tambien queria aplicar la del cuarto pero por cuestiones hormonales mias no se pudo pffffff

suerte en tu dia de los ñoños!

ADN, eL MoRb0sO dijo...

jajajajaja, Ey... pero claro que pos supuesto qe si estás... andas ahí por donde está Mussa.

Chécale!!!!


Feliz día. Y llévate tu regalo, plis.

El_Sonriente dijo...

Gracias por visitar mi blog y seguirlo. Hare lo mismo con el de usted, lo enlazare y seguire.

Saludos.