viernes, 31 de julio de 2009

Sobre el síndrome de idealización y otros rollos existenciales

Siempre he creído (muy acertadamente) que suelo idealizar a las personas en demasía, pero vamos, que todos lo hemos hecho alguna vez en nuestras vidas, si no es que muchas veces; hace un par de noches tuve una platica noctámbula con mi mejor amiga, de esas platicas en donde se habla mucho y no se llega a nada, le pregunté (azotándome con un látigo la espalda) que si por qué soy tan tonta, tonta, tonta, tonta y siempre termino idealizando a las personas equivocadas, en especial a los hombres. Me dijo que ciertamente soy una tonta, pero que no me preocupe, que aún estoy en el rango de estupidez considerable, de esa que no sobrepasa los límites y que toda buena mujer posee, o al menos a ella también le sucede. ¡Oh, qué alivio!

Después de haber hablado con ella, concluí que el hecho de idealizar a alguien -llámese pareja, amigos, etecé- es algo así como celar: no le hace daño a nadie, pero en cantidades obsenas puede llegar a ser peligroso, y cuando digo peligroso, me refiero a que nuestra salud mental y emocional pueden sufrir un severo desequilibrio y entonces sí, ya valimos.

Generalmente cuando nuestro cerebro produce dosis de oxitocina en excesos, o sea, cuando nos enamoramos, solemos ver a nuestra pareja como a alguien fuera de serie, sabemos que tiene defectos como todo mundo, pero no se los vemos y por el contrario creemos que tiene un millar de virtudes a flor de piel. Con esto solo pasamos a formar parte de las estadísticas y confirmamos que el amor nos ciega por completo.

Lo malo viene después, cuando nos damos cuenta de la realidad: nuestra pareja es un ser humano. No vuela, no traspasa paredes y tampoco tiene visión de rayos X. Hay veces que idealizamos tanto a las personas, que cuando nos cae encima la realidad, el proceso de desenamoramiento es muy difícil de asimilar, y podemos caer incluso en un sentimiento de indiferencia para con "esa persona"...

Que si a dónde quiero llegar con ésto? a ninguna parte en realidad, pero como desde hace varias noches no había tenido nada bueno que escribir, decidí que quizás éste sería un buen tema. Como experiencia propia puedo hablarles de un caso:

Sujeto experimental uno: 25 años, material dañado -en ese entonces su detalle tenía 3 años-, de "buena familia". Idealizándolo, llegué a amar a su hija, la niña que era -es- bien sangroncita, me parecía la niña más bonita de todas, la más simpática. Él, era perfecto: su trabajo, su manera de vestir -que ha sido por mucho mi predilecta-, la loción que usa, su manera de verme, de abrazarme y besarme, me gustaba escucharlo tocar la guitarra y cantar, era tan hipnotizante como el efecto que ocasiona el canto de las sirenas, algo así.. Físicamente no tenía mucho que criticarle: estatura media, tez morena clara, labios besables, barba de candado, cabello chino y muy corto, nariz pequeña y ojos rasgados. Brazos fuertes y qué decir de lo demás! Pasó un año, y después de muchas discusiones empecé a notarlo diferente: su barba empezó a rasparme, su cabello ya no me parecía tan chino y sus labios dejaron de parecerme sexys. Sus besos ya no me sabían igual, con sus abrazos ya no me sentía tan agusto, sus canciones empezaron a parecerme solo berridos, su loción me causaba nauseas y sobre todo, su hija me pareció la chamaquita más enfadosa, berrinchuda y fastidiosa sobre la faz de la tierra. Y hasta la fecha sigue siendo la niña más insoportable que conozco.

Ahora el sujeto experimental uno y yo no somos ni amigos, y aunque se supone que terminamos "bien", nos hemos distanciado por cuestiones de tiempo y de nuestras tan diferentes obligaciones y ocupaciones. Y pensar que algún día llegué a pensar que él, siendo tan diferente a mi, era el amor de mi vida. Qué estupidez!

A veces me pongo a analizar mis relaciones, y siempre termino enojada conmigo por la simple y sencilla razón de que con todos he cometido el mismo error: idealizar. De alguna u otra manera, termino mirándolos con otros ojos, que no son precisamente los mejores: mis ojitos de novia enamorada. Pff!!

Me imagino yo que es como cuando conoces a alguien por internet. Platicas con esa persona, su platica te parece agradable, él/ella te parece agradable; después de quien sabe cuantas horas consecutivas de platica, ya lo/la quieres, ya sientes algo y hasta juras haber escuchado campanas y un click. Qué hicimos? Idealizamos. Nos olvidamos que esa persona tiene un rostro, un cuerpo, una voz y cuando se conocen: Oh desilusión! y a quien diga que es mentira, que eso no importa, le va a salir el coco por lengua larga y blasfemo; incluso ya había hecho un post sobre eso, para enterarse del mitote clickeen aquí; si estando frente a frente es difícil no involucrar sentimientos con la persona no adecuada, ahora imagino yo que estando detrás de una pantalla todo pudiera resultar más difícil... Bueno, éste ejemplo fue muy estúpido, pero admitan e es algo similar y que todos alguna vez se han enamorado de alguien a quien conocieron por internet :P

Y... bueno, mejor le paro porque a final de cuentas sigo en donde mismo, con las mismas dudas y el mismo síndrome de idealización pero con la seguridad de que algún día me dolerá de verdad, y ése día aprenderé a ver los defectos de los demás sin maquillaje.

13 comentarios:

PROFESOR ZOVEC dijo...

Cierto, a veces se nos olvida que cuando tenemos una relacion amorosa con alguien.... esa persona es unica e inefablemente eso... una persona, tan divertida o tan cagante como uno la alcance a apreciar, recuerdo que mi cuñada cortò a un novio de AÑOS. por un sujeto que juraba que se parecÌa a Rafael Rojas, cuando conoci la susodicho..... NO MAMES, HOUSTON LA PERDIMOS, era un sujeto feo moreno con ojos verdes y mamon...
el desenamoramiento viene despues, con la rutina, luego.... sigue la maduracion de pareja o el rompimiento... cabe mencionar que rompio con el.. despues de un buen de años.
esto un proceso normal y de aprendizaje, no te preocupes si la riegas, seria raro que no lo hicieras, nadie tiene en este mundo la verdad absoluta, aunque jure que la tiene ..
saludos morfina.
un beso sin material dañado..

Ninja Peruano dijo...

Oye Morfina, ¿por qué estás tan amargada?

Un Hombre mirando al SudOeste dijo...

Por eso creo q el proceso de conquista es el mas falso en una relación de pareja... todos tratan de mostrar lo lindo, simpáticos y buenas personas q son, olvidando que detrás de toda esa linda imagen también hay características negativas q son inherentes al ser humano...
Así, cuando esas características negativas salen a la luz, como dice el profe, o se rompe o se afiata la relación!!!

MIN... dijo...

nena la idealización es horrible cuando te desencantas del susodicho pero es peor cuando además este se creyó que era el hombre perfecto...

ahi si no lo bajas de su nube ni a madrazos.... y hasta se dan el lujo de decir que te estas perdiendo lo mejor que pudiste encontrar...

Mad Scientist dijo...

Ahahaha, de verdad se puede idelizar a un Hombre?.. En fin, muchos somos expertos en decepcionar féminas!!

Bonbon Amér dijo...

bueno ciertamente el idealizar es algo ke muchos hacemos por distintas razones y diversas medidas

pero fijate ke habeses es porke tenemos miedo de aceptar la realidad... u,u

igual, espero ke puedas superar ese "sindrome" para ke no te lastimes con algunas personas

saludos

::AdA_MaDriNa:: dijo...

aunque se puede aplicar a diferentes cuestiones como el trabajo, la verdad es que la mayoria hemos aplicado la idealización en prospectos para pareja, pero si nos ponemos a ver la realidad en los demas desde el principio, habría mas solteros que arena en el mar (como que suena a cancion ¿no?). ja´




Besos.

El Pinche Megah dijo...

¡¡Como odio a los pitufos...!!

[MnS] dijo...

Ash, con este post me sentí tremendamente conectada.

Maggie Mariën Kauffman Hale dijo...

Por idealizar a las personas he sufrido mucho. Tal vez ese es un defecto que nunca se me va a quitar y no sólo idealizo a los hombres también a mucha gente que me rodea y cuando me regreso a la realidad oh sorpresa!

polvo de menta dijo...

me dio risa la fase dos de la relación que describiste con la niña odiosa y las canciones vueltas berridos. jajaja
=*

barneypx dijo...

idealizar no debe de ser tan malo, bueno el caso es que jamas se puede tener un juicio justo y verdadero , por una persona(mas por un hombre¬¬) ya que cuando uno conoce a alguien que le llama la atencion, la persona interesada esconde todos sus defectos para poder conquistar a la "victima" (asi le digo yo a la chava que se me antoja ligar).
Asi que yo digo que idealizar no es malo en la relaciones a veces se gana y otras no. Osea hay ocaciones en que la persona realmente era casi perfecta y muchas veces mas en que caeremos en un error(XD pueden caer en error conmig0) pero siempre se debe tener el anhelo y seguridad que vendrá la persona especial.

No recuerdo si te agredeci tu apublicacion en el iguannero pero ahora qu eya me desocupe de mis cosas lo vuelvo a hacer. Gracias Totales

Eunice dijo...

suele suceder querida..suele suceder.

Besos