lunes, 17 de agosto de 2009

Sobre días jodidos

Ayer me despertó una llamada, no sé cuánto tiempo hablamos pero sí sé que después de colgar me sentí de la chingada. No le dí importancia y seguí durmiendo.

Volvió a sonar mi celular, con los ojos cerrados volví a contestar y volvimos a hablar. Era otra vez la misma persona, volvimos a colgar pero ya no pude dormir. Es increíble como alguien puede articular frases sin antes pensarlo dos veces, o tres... y si es muy necesario cuatro. Me quedé acostada pensando, estaba muy molesta y no sabía si era por lo que me había dicho o porque me había despertado por segunda vez consecutiva. Vi el reloj y eran las 2:17 pm ¡qué manera de desaprovechar medio día de descanso!

Cuando puse un pie sobre el suelo, no pude levantarme y me volví a recostar, entonces mis ojos se llenaron de lágrimas, no sé cuánto tiempo estuve así, sólo sé que dolía mucho. Salí de mis aposentos y vi un post it en el monitor en el que me anunciaban que por culpa de mi excesiva huevonez tenía que comer sola. Exploré la casa y en efecto no había nadie así que supongo que eso me deprimió mas.

Tuve una tarde por demás desagradable, solo le daba vueltas a lo mismo y de ahí no pude salir, odio creer que está todo superado, cuando en realidad estoy mas vulnerable que nunca y que cuando creía que ya estaba todo bien, me dí cuenta de que no era así.

Y sí, eso es lo que pasa y así es como una se siente cuando le dicen lo que no quiere escuchar.

¡Pinche mundo!
¡Pinche gente!

Pd.- Ando chipil y lo peor es que no sé por qué, o quizás si sé, pero me niego rotundamente a aceptarlo.

13 comentarios:

(¯`·._.·[Leviatan]·._.·´¯) dijo...

Soy el primero en tratar de darte ánimos, para que no dejes que alguien arruine tu día, es lunes debes de empezar con mucha energía la semana, no dejes que nada ni nadie arruine eso.

Espero que tengas un bonito día.

Besos!1

Animo!

Mr. Valemadre dijo...

a mi me caga que me hablen a las tantas de la madrugada... antes apagaba el celular, pero como nadie me molesta generalmente a esa hora, ya no lo hago...

te mando un beso y un abrazo... tal vez te sirva pa' quitarte lo chipil je je :D

Cl@udette dijo...

Por desgracia cuando alejamos de nuestra mente las cosas que nos duelen o nos afectan creamos una barrera y a eso le llamamos prueba superada.....no hay mayor error que creernos esta trampa con la que nuestra mente juega....las cosas realmente quedan zanjadas el día que las afrontamos que externamos todo lo que hay adentro y asi sea necesario llorar, reclamar e incluso suplicar, es cuando podemos decir hasta aquí....podemos respirar y seguir adelante.....animo en ocasiones la nube se ve más gris de lo que realmente esta.

Saludos

Sophia! dijo...

Keep breathing!!!

Blonda dijo...

Hay veces en que estamos particularmente vulnerables a ese tipo de llamados o a la soledad del almuerzo, pero finalmente el rumbo cambia y llega un día en que eso nos pasa por el costado y disfrutamos de una tarde para nosotras sin pensar en nada más que en una misma.

beso grande y buena semana.

la MaLquEridA dijo...

Solo te abrazo Miss Morfi, aquí estoy.

Besos.

Blogger Pechocho dijo...

Take it easy, man (woman)!

polvo de menta dijo...

creo que es hora que te valgan los demas y apagues el telefono, ya es mucha mamada que te llame en la madrugada o te despierte en la mañana, ya a la chingada que persona tan desconsiderada.

MoRb0sO dijo...

Tú tienes la culpa por andar contestando.

Yo de plano mejor apagaba el cel y que chngue a su...


Saludos, y ya sabes, aquí toy pa'consentirte lo chipil!!!

MIN... dijo...

Si tanto te lastima nena mejor no mantener ni un tipo de comunicación... es duro pero hay que hacerlo si no quieres tener que estar pensando todo el tiempo en que esta superado para darte cuenta de que siempre no...

besos nena.. animo!!!

Alma Rosa dijo...

Si esa persona da mas problemas q otra cosa y si no es de tu familia lo ideal es decir aburrrrr y a lo q sigue, no es justo, ni posible ni nada que te pongan asi nonono

Ninja Peruano dijo...

Pues si algún día necesitas terapeada, puedes contar conmigo, así como yo conté contigo cuando la necesitaba.

Sonríe, mujer.

Javier dijo...

hablar de madrugada es horrible!