miércoles, 12 de agosto de 2009

Un post sin menta para Polvo de Menta

A veces con las prisas, tantas tarjetas, el calor y tanto estres no es raro llegar al cajero a -intentar- sacar dinero y en la pantalla aparece: Contraseña Incorrecta ¡Oh por Dios! olvidaste tu NIP.

Calma, que no cunda el pánico, porque cuando esto pasa, generalmente tecleamos otra vez el mismo nip y nada, otra vez y nada, otra vez y... tu tarjeta queda bajo resguardo bancario. O sea que luego regresas por ella, porque ya dudamos que tú seas el titular y si adivinas el nip y te soltamos la lana, broncota en la que nos metemos.

Ya que tu tarjeta ha quedado detenida, tienes que ir al día siguiente al banco -sí, es que generalmente vamos a los cajeros después de que ya cerraron-, con el Lic. Fulanito de Tal para que te solucione el problema, pero el Lic. Fulanito de Tal te manda con la señorita Merenganita, quesque porque ese problema no le corresponde a él, llegas al cubículo de la señorita Merenganita, pero sólo está Sutanito, quien hace sus practicas ahí y a su vez suple a la señora Merenganita -ya es señora porque andaba de luna de miel-; Sutanito te dice amablemente que pases con Perenganito, llegas con Perenganito, le explicas tu situación, te pone cara de "sí, comprendo total y perfectamente" y cuando al final crees que te va a ayudar, te dice amablemente con una sonrisa:

- Pase por favor con el Lic. Fulanito de Tal...

Sí, el mismo del principio y ahí va una con cara de tonta a decirle al Lic. Fulanito de Tal que después de pasar por cada cubículo del banco, te regresaron a él:

- Perdone usted las molestias, pero ahorita le ayudo, pase a la ventanilla 8 por favor...

Llegas a la vetanilla 8, volteas a ver el reloj y ya son las 4:03 pm, te das cuenta que has perdido casi todo el día pero vale la pena porque te van a ayudar, o al menos eso es lo que crees hasta que atrás de ti se escucha la voz mas chillante que jamás en tu vida habías imaginado escuchar:

- Disculpe señora, pero ya cerramos.

¿Señora? Grrb! te encabrona que te llamen señora, pero te aguantas. Todo sea por recuperar tu dinero plástico...

- Mire señorita, yo nada mas vengo a que me den razón de mi tarjeta, fijese que ayer...
- ...Si, la entiendo señora, puede pasar a recoger su tarjeta el día Lunes a partir de las 9 de la mañana...
- Señorita, pero es Viernes... o sea, VIERNES!!! ¿No se supone que abren mañana?
- Sí, también trabajamos los Sábados pero mañana no
- Pero, ¿por qué? una muy buena razón debe de haber...
- Porque es día festivo señora...
- Mira niña, estoy aquí desde temprano, solo quiero mi tarjeta
- Si señora, ya le dije que puede pasar a recogerla...
- ...si, si, si, ya sé: el día Lunes a partir de las 9 de la mañana.

Sales del banco con toda la frustración en tu rostro porque no recuperaste tu tarjeta, muchísimo menos tu nip; son mas de las 4 de la tarde y tú sin comer y sin dinero, porque ¿adivina qué? ya no tienes efectivo. ¡Estúpidos bancos!

Haces berrinche, pataleas, gritas y mal dices, pero ni así recuperas tu tarjeta. Respiras hondo, te calmas y decides ir a la casa de tu novio para que te facilite un poco de efectivo para sobrevivir el finde. Tomas un taxi, que posteriormente pagará él, recuerda que tú no traes efectivo, y llegas a su casa. Tocas el timbre y sale su mamá, quien adora a Misifus, el gato más gordo, de pelo más amarillo, ojos diabólicos y enormes garras al que intentaste asesinar la semana pasada gracias a la alergia que te provoca la pelusera que deja suelta por toda la casa, y ahí te encuentras frente a tu adorada suegra y el excentrico Misifus, quienes con solo verte te juzgan y condenan. Optas por preguntar por tu galán:

- Acuérdate mijita que se fue de practicas a nohayseñalasíquenisiquieraintentescomunicarte...

Por supuesto que te acordaste... demasiado tarde. Te subes otra vez al taxi, ésta vez dispuesta a pedirle dinero aunque sea para el taxista a tu mejor amiga, quien vive al otro extremo de la ciudad de la casa de tu novio. Después de una hora de camino -rapidito porque no había tráfico- y de ver aterrorizada lo rápido que avanzaba el taxímetro, llegas con tu amiga quien te recibe feliz de la vida:

- Ay amiga, ¡qué bueno que viniste!
- Si gracias, oye...
- ... No sabes lo que me pasó...
- ... No, no sé, pero si sé qué te va a pasar si no te callas y me das $200.00 para pagarle al taxista que esta fuera de tu casa mas histérico que yo... ¿puedes ver lo mal que me encuentro? Ah, pues él está peor...
- No tengo efectivo amiga, sorry!

¡Oh por Dios! esto no puede estar pasando. Sales corriendo, te subes nuevamente al taxi y te diriges a casa de tus padres. El taxímetro sigue en aumento, afortunadamente tus padres viven a un par de cuadras de la casa de tu amiga. Llegas, te bajas corriendo, le pides dinero a tu mamá, sales y le pagas al taxista.

Después de haber estado varias veces a punto del infarto en las ultimas dos horas, por fin puedes respirar tranquilamente. Pasas el mas estresante fin de semana gracias a que no tienes dinero, evitas salir a la calle y optas por dormir y seguir engordando esos muslos desde la comodidad de tu hogar. ¡Maldito y necesario dinero!

El Lunes a primera hora estas afuera del banco, rogando que esta vez el Lic. Fulanito de Tal te pueda ayudar, o ya de perdida la cajera de la voz odiosamente chillona de la ventanilla 8. Cuando vas a tomar un turno, se acerca a ti una señorita muy amable:

- ¿Qué tramite viene a realizar?
- Vengo a recuperar mi tarjeta de crédito... y mi nip.
- Pase por favor...

Y entonces te lleva a la ventanilla 1, la ÚNICA ventanilla en la que se hacen ese tipo de trámites, en la que no se encuentra el Lic. Fulanito de Tal, ni la señora Merenganita, tampoco Sutanito ni Perenganito y muchísimo menos la cajera de la voz chillona. Hasta piensas que te equivocaste de banco, pero no, estas en el indicado. Sonríes, procedes a explicar tu problema, te identificas y llega la hora de elegir tu nuevo nip.

Tuviste todo el fin de semana para elegir uno pero, como solo comiste y dormiste, no lo hiciste. Tienes como opción poner la fecha de nacimiento de tu coneja Lola o de Marcos Jr, el hijo de la ex incómoda del primo de tu novio -chiste local :P-. Por salud mental optas por poner solamente 1111, asegurando éxito, felicidad y una larga vida junto a tu tarjeta de crédito, hasta que el límite de crédito las separe.

Y bueno, cualquier parecido con la realidad, es mera coincidencia.

15 comentarios:

polvo de menta dijo...

snif....................... me recordó a........ MIIIIIIIIIIII
=(
afortunadamente me detuve a tiempo en el marcar de nips, y no la retuvieron.
prometo memorizar mi nip ahora si... y por si acaso se lo daré a edgar que todo recuerda.

PROFESOR ZOVEC dijo...

jajaja asi pasa a veces....
a mi me retuvieron una tarjeta.

El Belo dijo...

Pues yo al primer intento de poner mi nip si no me da dinero por olvidarlo, cancelo saco la tarjeta y al día siguiente lo intento nuevamente.
Saludos

Ann dijo...

osea que este fin te quedaste sin lana, sin nip, sin novio y tu amiga sin amiga???

jajajaja, a tooooodos nos ha pasado algo así, yo soy experta en perder tarjetas!!

casacelis dijo...

¿Coincidencia?

Pero esque has plasmado un caso de la vida real que a diario le pasa a miles de personas.

Lo más interesante es que parecería que pides un favor cuando... el dinero es nuestro!

Dios!

Besos.

Mr. Valemadre dijo...

Por que a las mujeres siempre se les olvida el NIP????
Por que pueden recordar cosas como de que color iba vestido tal o cual persona el día de la fiesta de hace 5 años y no pueden recordar 4 numeros que utilizan cada que van al cajero...???
Por que pueden recordar a cuantas mujeres vimos con deseo, cuantas veces nos llamo alguna amiga que no conocen, cuantas veces dijimos algo malo de su madre, cuantas veces no les dijimos "te amo" en el momento que lo querían esuchar...y no pueden recordar 4 pinches numeritos???

No entiendo?

Que alguien me explique!!!

Cl@udette dijo...

Ya pase por una historia similar....asi que las siguientes ocasiones en las que mi nip entra al olvido, opto por retirarme del cajero y mejor retiro en ventanilla =D....asi me evito tardarme las horas y salir de mal humor.

Saludos

Bonbon Amér dijo...

O_____O ! ... O POR DIOS !!!! ya se me kitaron las ganas de tener una tarjeta no mames

a mi una vez hasta se me olvido mi nombre cuando me presentaba con alguien !!! no puede ser D8

pero muchisimas gracias morfis por hacerme ver a lo ke me meteria si decidiera tener una...

mejor me meto a una caja popular xD y guardo mi dinero como abuelita en un monederito escondido en mi sobado o mi brasier !!! jajajaja


saludos

Zully Ellyane dijo...

jajajajaja hay chamaca que cosas te pasan y que cosas te ocurren neta jajajaja =P

Pero bueno, al menos recuperaste tu tarjeta y hoy por hoy será una gran semana..

besotes!

Sophia! dijo...

Utss!! Yo por eso les pongo el mismo nip a todas las tarjetas jijiji!
Sabes que me gusta demasiado como escribes, cuando sea grande quiero ser como tu!!
Ya volviiiiiiiií de mi viaje imaginario goey!! Ya compré el vestido para la boda jijiji

la MaLquEridA dijo...

Olvídalo, lo mejor de todo es que ya tienes el dinero,
que es lo más importante de esta vida, viva!


ah, er.. no verdad?...

MIN... dijo...

Nunca me ha pasadoo.. y espero nunca tener que pasar por eso...

perdón pa la que vivió la experiencia pero me hizo reir un buen...

CRUDO dijo...

lo mismo me paso a mi tambien una ves, y tambien era viernes, tuve que marcar a un numero al cual nunca me contestaron, me mandaba a una y otra ventanilla, pero al final me la dieron, ches cabrones, los peores son los de hsbc

Ninja Peruano dijo...

Sí, me caga cuando eso pasa, ja.

Javier dijo...

qué estrés con todo eso... por suerte no me pasa xD!