miércoles, 21 de octubre de 2009

En boca cerrada no entran moscas

...pero como a mí me gusta abrirla de más -sin albur-, puedo decir orgullosamente que a veces se me suelta la lengua justamente en los momentos menos apropiados y frente a las personas menos indicadas, pero supongo que cuando uno es jóven y no sabe diferenciar entre el bien y el mal -ajá-, todo se le perdona...

Hoy es el tan esperado Miércoles de Adicción en Cinco Minutos de Fama... y si quiere enterarse de las barbaridades que hacía/decía a mis quince, puede darle click aquí... y si no quiere enterarse, no me importa, de todas maneras dele click ahí, en donde le dije. No se arrepentirá, y si se arrepiente, pues ya clickeó, ahora se aguanta :P