martes, 29 de diciembre de 2009

Doce meses en cinco minutos

El 2009 me ha dejado muchas cosas buenas y malas, personas y experiencias. A lo largo de este año aprendí mucho más de lo que llegué a aprender durante los últimos cinco. Fue un año difícil, me ahogué en vasos de agua, perdí hasta lo que no sabía que tenía y gané mucho más de lo que jamás imaginé. Lloré como nunca, pero no fue para siempre. Aprendí a valorar a las personas, a decirles adiós; aprendí que los cambios son básicos, que no podemos vivir siempre en el mismo lugar ni bajo las mismas reglas. Hubo momentos en los que me sentí muerta, pero para fortuna de muchos y desgracia de otros tantos, sigo viva. Aprendí que el dolor es opcional y, sobre todo, por fin le pude asignar un significado: mientras duela, es señal de que estamos vivos y mientras estemos vivos, podemos mejorar.

Mes con mes, semana tras semana, día a día conocí, experimenté y aprendí. Y es así, mes con mes, que comparto con ustedes todo lo que resumí en el primer párrafo.

Enero. Comprendí que un cumpleaños no necesita mas que un canta bar, buenos amigos, una cámara fotográfica y harto tequila.

También aprendí que los vuelos matutinos tienen más turbulencia que los nocturnos, pero no me importó porque ya estaba de regreso en casa. Jamás vi tan hermoso mi rancho como aquel siete de Enero. Fui tan feliz.

Febrero. Un catorce de febrero no se compone de chocolates, tarjetas, globos, animalejos de peluche ni moteles. Un catorce de febrero es sólo un día, más comercial que los demás pero un día más a final de cuentas.

Aparte, febrero es un buen mes para iniciar bitácoras en línea. ¡Qué rápido pasó el tiempo!

Marzo. Fue en realidad un mes como cualquiera, con sus momentos buenos y malos, yo estaba más enamorada que nunca y me sentía plena en todos los sentidos. Sentía que la fortuna me sonreía a diente pelado y que nada podía ser más perfecto.

Abril. Mes de cumpleaños, mes de fiestas, mes de compromisos informales. Ya me veía en el altar –o al menos en un juzgado- firmando el papel que faltaba para poder compartir mi vida junto a ese hombre que creía el adecuado.

Mayo. Este mes en realidad fue el parte aguas del 2009. Empecé el mes estrenando soltería, di un salto enorme y difícil: salir de mi burbuja rosa al mundo real en verdad me destrozó.

Aprendí que nada es para siempre, que nadie tiene garantizada la felicidad a corto o largo plazo y que, hoy en día, los “te amo” están sobrevaluados y por demás gastados.

Este mes también me dio la oportunidad de conocer a alguien que de alguna manera marcaría mi vida.

¿La mejor manera de terminar un mes que inició pésimo? Con el cumpleaños de la que hasta ahora sigue ocupando el puesto de mi mejor amiga.

Junio. Comprendí que un corazón roto dura tanto y como uno lo desea, y que corta tan profundamente como se le deje continuar. Me di cuenta que para sanarlo es necesario aprender. Aprender a levantarse, sacudirse y seguir caminando tan lejos como queramos.

Julio. Aprendí a conocer realmente a las personas, a no juzgar un libro por su portada y a valorar lo que cada uno lleva dentro. Aprendí que se conoce mejor a quienes nos rodean con un par de tazas de café que con un par de vasos con líquidos de colores y alcohol.

Agosto. Este mes el destino me dio la oportunidad de conocer a otra persona con la que compartí cosas. Creía que la distancia era cuestión de perspectiva, pero él me enseñó que también duele y que se puede llegar a odiar tanto como odio las aceitunas.

Septiembre. Lo único traumático y relevante de este patriótico mes fue el show de camisetas mojadas involuntario que el clima traicionero y mi pésimo gusto por la “moda” me obligaron a hacer en plena vía pública.

Octubre. Es el mes que más odio por diversas razones, nunca lo externé con ustedes pero así es. Me ha dejado mucos sin sabores, pero este año el universo hizo una excepción y fui muy feliz, o al menos más que otros meses.

Aprendí que cuando se compra por Internet, se debe uno cerciorar que en efecto sea el producto deseado, aunque al final aprendí que en realidad es la intención lo que cuenta.

Muchos cumpleaños, muchos regalos, mucho alcohol. Ah sí, también hubo radicales y favorecedores cambios laborales.

Noviembre. Valoré pequeños momentos y amé las kilométricas llamadas telefónicas noctámbulas aunque, sin duda alguna, Telcel y don Slim nos amaron aún más.

Diciembre. Precisamente este mes me dio todo en cantidades industriales: experiencia y trabajo, sobre todo trabajo, pero como nadie quiere leer lo aburrido de mi rutina, les diré una sola cosa: Aprendí que nunca se debe tocar una vida si se pretende romper un corazón. De verdad no fue mi intención, sólo fui cobarde.

Y así, queridos lectores, aprendí chorromil cosas, unas más, unas menos, otras ya las sabía pero este año en especial terminé de comprenderlas, el caso es que aprendí y eso es algo que se queda conmigo y me ayuda a continuar y sobre todo a ser una mejor persona. O al menos eso pretendo.

Definitivamente me siento orgullosa de mí por todo lo que no he hecho y por todo lo que no haré ni en esta ni en mi próxima vida, pero también por lo que tengo pensado hacer y por lo que simplemente ya hice.

Nota al margen. ¿Han notado que quiero terminar bien el año? Me estoy reivindicando por todo lo que no escribí en Noviembre y Diciembre. Awww.

15 comentarios:

Pan dijo...

:)
me gusto lo que aprendio en noviembre...
yo lo aprendi hace mucho
disfrute de la vida
le dejo un link de un video que me gusta mucho
espero le sirva
http://www.youtube.com/watch?v=dM98V13jiag

saludos:)

Javier dijo...

pues qué balance para más interesante... muchas cosas han pasado durante el 2009, sin embargo, sé que el 2010 será muchísimo mejor :D

Ripper dijo...

Señorita Morfina me da mucho gusto que termine el año de la mejor forma posible que es haciendo un balance.

Espero que el siguiente año siga teniendo mucho animo de contarnos que pasa en su vida.

Cada vez que escribas... recuerda que habemos algunos anonimos regiomontanos que estamos muy atentos e interesados a lo que piensas y te pasa en tu vida.


Saludos, besos y abrazos y mis mejores deseos para este 2010.

Dr Hannibal Lecter dijo...

Morfis!!!!


Q resumensotee he!!


Este año fue bueno espera el siguiente...


Te mando un fuerte abrazo desde hannibalyporqueno?

jajajjajaa


Saludos!

Zully dijo...

me encanta que te estes reinvindicando.. y poder leerte mucho más... Cuantas cosas has aprendido este año chamaca.. espero que todo te de las herramientas suficientes para hacer del 2010 el mejor año de tu vida. Un abrazo.

Ely dijo...

Pues que buen post, creo que ya andamos reflexionando en las cosas que este año nso dejo y lo que esperamos para el siguiente, que bueno y me alegro por ti por que estas cerrando bien el año porque te sientes orgullosa d eti y porque se debe aprender de los exitos y los errores,un abrazo!!! y que venga el 2010

[MnS] dijo...

Leerte a ti es como leer un libro de auto-ayuda. Sobretodo por las palabras que utilizas.

Esperemos que este año sea aún mejor, Doña Morfi.

Javi dijo...

Excelente resumen del año. Lo mejor de todo es, que sin duda, has aprendido mucho y, a la vez, has crecido lo justo para afrontar lo que venga de la mejor manera posible. Por lo tanto, has obtenido buenos dividendos durante el año.

Ánimo y felicidad para lo que viene.

El Xhabyra dijo...

lo bueno de aprender chorromil cosas esque las proximas chorromil se te haran ligeramente mas faciles.

y que paso en oooootubreeee???

algun dia nos lo contaras :-)

Jaime Rivera dijo...

Fue un año intenso. Qué bueno que tengas esas buenas intenciones finales. Si crees en el karma, es bueno darle una ayudadita, ¿no?

Xenomorph dijo...

Lo leí en menos de 5 minutos... no quería que me debieras tiempo jajaja=P

Pero que bueno que aprendiste mucho este año, creo que eso es lo mejor de todo ¿no?

P´PITO dijo...

OJALA QUE ESTE NUEVO AÑO QUE LLEGA SE TE CUMPLAN TODAS TUS PROPOSITOS, METAS, DESEOS O COMO QUIERAS LLAMARLE....

FELIZ AÑO NUEVO!!!!!!!!

azul¡ta dijo...

hola!!! me agrado encontrarme con tu blog antes de q termine el año:) claro ya también me hice seguidora tuya , esta muy padre todo lo que aprendiste, gracias por compartirlo y mucho gusto, nos seguiremos leyendo

Kareen dijo...

Muy buen balance; gracias por compartirlo. Espero seguir leyendote el 2010.

Nobody Dotcom dijo...

Mayo fue la neta