sábado, 28 de febrero de 2009

Algunos días

Hay días en los que me paro en la puerta de mi habitación, empiezo a observar cada detalle y entonces me viene a la cabeza la idea de deshacerme de todo lo viejo, lo que no me sirve, lo que no me queda, lo que me estorba o simplemente lo que ya no uso.

Empiezo por abrir cajones y vaciarlos, busco debajo de la cama y detrás de algunas cortinas. Atrás de ese buro que tengo meses sin mover, dentro del closet, incluso debajo de mi colchón. Después de media hora, me encuentro ahí, en medio de todo aquéllo me trae tantos recuerdos, aquéllo de verdad quiero y que por extraño que sea, había ya olvidado el significado de su existencia, entonces empiezo a recoger todo nuevamente, y yo me quedo exactamente igual que al principio, con los mismos recuerdos, los mismos detalles que alguna vez amé con todas mis fuerzas y me hicieron tan feliz.

Esos tickets de cine borrosos de una película que vimos hace 4 años, pero que aún recuerdo ese día como si hubiese sido ayer. La envoltura del chocolate que nos comimos juntos aquél 14 de febrero. Un pedazo de papel con un te amo mal escrito y con la tinta chorreada. Un globo ya sin helio doblado en 8 partes para que se acomode bien.

Tantas cosas de las que tenía planeado deshacerme, pero que justo en ese momento, pude encontrar un motivo para conservarlas, y me quedo con ellas por miedo a necesitarlas después.

Y sí, eso es lo que me sucede a veces con las personas y los sentimientos que me provocan.


martes, 24 de febrero de 2009

Mi viejo

Ultimamente he andado mucho en la calle y aunque siempre he dicho que la vagancia durante el día no es lo mio, en definitiva la he pasado genial. Veo mas personas y diferente, me agrada ir en el autobús escuchando las platicas de los demás, que si bien de todas no se hace una, siempre llego a escuchar algo interesante.

Ayer precisamente iba camino al trabajo y me senté junto a un par de viejitos, de esos que huelen a viejo y que con cada movimiento, su olor se hace mas fétido; cabello canoso, de piel tan morena y arrugada que daban ganas de tocarles. Con sus huaraches de cuero desgastados y llenos de tierra, pantalón de semi-vestir, una camisa percudida abotonada a la mitad, su sombrero tipo ranchero y con su hablar tan cantado que lo hace realmente peculiar. Esos son los viejos que son originalmente de mi rancho, de esos que nacieron, crecieron y quieren morir aquí, en su tierra.

Me llamó mucho la atención que le comentó uno a otro:

- Yo ayer fui al Carnaval y baile mucho, me divertí como nunca. Y es que si no aprovecho ahorita, cuando me muera menos.

Bien por él, pensé... Y entonces no pude evitar recordar a mi abuelo paterno, quien cumplía con las características de la descripción mencionada. Él siempre fue buena persona, se preocupaba demasiado por mi hermana y por mi, incluso mas que de mis demás primos. Nunca nos hizo una grosería, a pesar de que la familia de mi papá y mi mamá siempre tuvieron una relación extraña, de esas de stira y afloja. No la querían porque la consideraban muy poca cosa para mi papá, y cuando crecí, comprendí que en realidad su frustración era que mi mamá siempre ha sido una mujer independiente, con pensamientos propios y nada manipulable. Dios, ¿por qué no me hiciste a su imagen y semejanza?.

Como decía, mi abuelo siempre fue el que mas consideraciones tuvo hacia nosotras, nos visitaba a pesar de sus años y de su lento caminar, eso sin mencionar que su casa y la nuestra estaban de extremo a extremo de la ciudad. Cuando llegaba, siempre llevaba consigo una bolsita de plástico con fruta de temporada. Amaba que llevara fresas.

A pesar de sus dolencias por la edad y de que yo era mas bien regordeta, me seguía sentando en sus piernas, y siempre tocaba la punta de la nariz con su dedo índice y me decía "que niña tan bonita y bien portada" y yo siempre me soltaba a reír con tanta gracia ante tales cariños. Siempre tenía algo bueno que platicarme y sus historias y vivencias siempre me entretuvieron mas que mis muñeca. Me gustaba abrazarlo y que me abrazara para así poder sentir su olor a viejo. Esos son los abrazos mas sinceros que jamás antes haya sentido.

Gracias a él y a sus mimos es que aún conservo mi manera de hablar y actuar aniñada, cosa que en realidad a veces me averguenza. No puedo negar que lo extraño como a nadie en el mundo.

sábado, 21 de febrero de 2009

Hablemos de ¿sexxxo?

Los científicos han determinado que el acto sexual dura apróximadamente 8 minutos, el promedio de penetración del pene en la vagina es de 30 veces por minuto, lo que indica que en el acto sexual hay 240 penetraciones, puesto que el pene tiene un promedio de 15 centímetros en erección, esto significa que a la mujer le introducen 3,600 metros, o sea 36 metros de pene por relación sexual.

Generalmente las mujeres hacen el amor (con MUCHA suerte) 3 veces por semana, y como el año tiene 52 semanas, esto significa que en resumen, reciben 5, 885 metros de pene anualmente, o lo que es igual, casi 6 kilómetros por año, o sea 1/2 kilómetro por mes.

Así que amiga mía, si usted no ha recibido su kilometraje correspondiente a estas alturas del año, ¿por qué no deja que alguna persona le dé una ayuda?

NOTA:Unos metros de más no le harán daño, al contrario!! Así que a trabajar, juntar millas y ganar :D

Para mis amigas: Exijan su cuota en kilometraje y pásenla SUPER! ;)

Para mis amigos: Cumplan su kilometraje, si no... los cambian de modelo...


Eso me llegó por mail y como no soy egoísta y si harto informativa, lo comparto con ustedes :D No les digo en qué rango voy, porque causaría envidias jajajajajaja.Obviamente el mail traía adjuntas unas imágenes muy peculiares, aquí dejo los linkesitos pa' que entren a morbosear y vean que sí existe el amor después de la muerte.

uno
dos
tres

domingo, 15 de febrero de 2009

Sandwich

Tenía ya rato tratando de escribir algo decente y como nomas no llegué a nada y me dio hambre, me levante a preparar un sandwich.

Abrí la bolsa de pan, le puse mayonesa y un poco de mostaza también, jamón, queso amarillo y lechuga. Tomate no porque casi no me gusta. Cuanto ya casi estaba listo el sandwich para ser devorado por mi, que se me antoja un té de limón, así que andaba buscando la cajita como loca, porque aquí en mi casa somos super ordenados y siempre esta todo en su lugar (ajá) y que me voy topando con unas Sabritas que me venía comiendo anoche, según yo las había dejado en el carro de mi novio, pero seguramente él mismo las bajó hoy en la mañana antes de huir y las dejó ahí, arrumbaditas en un rincón de la mesa del comedor.

No pude evitar recordar mis años maravillosos, cuando iba al instituto de inglés y en el descanso comprabamos siempre un sandwich y unas sabritas, de esas papas naturales (justamente las que encontré hace un momento), abriamos nuestro almuerzo y lo rellenábamos de papas. Era tan delicioso. Recuerdo que la primera vez que vi que hicieron eso, puse cara Oh por Dios! ¿por qué hacen eso? y cuando me dijeron pruebalo y lo hice, comprendí. Así que comer un sandwich relleno de sabritas, se hizo adicción para mí, hasta que un día que no recuerdo muy bien lo deje de hacer. Tampoco recuerdo el motivo.

Regresando a mi sandwich del presente, no pude resistirme a rellenarlo con las sabritas que encontré. Y como parece ser que se quedarón toda la noche en el carro, tenían un sabor castrante a aromatizante de auto. Pff!

viernes, 13 de febrero de 2009

Querido Cupido

Como ya vi que hablar de moscas y dudas existenciales no es negocio, escribiré sobre algo muy adhoc a este día de San Valentín...

Bueno, empezare por decir que hasta apenas el día de ayer, yo decía que no le daría un regalo a mi noviecito adorado porque simple y sencillamente no me nacía hacerlo ni lo consideraba necesario, pero después de que cierta amiga mía me dio cátedra sobre la importancia de estas fechas y demás, entré en un dilema, aparte de que me dio mucha envidia -de la buena- escuchar todo lo que ella haría por su novio y obviamente no me quise quedar atrás.

Primero opté por rentar una habitación en un motelito -para tener un San Valentín sexual jajajaja- y hable a algunos, pero ¿qué creen? que parece que todos en la ciudad se van a ir a pegar sus encerrones y pues que ya no había nada disponible. Al menos eso me dijeron las personas con las que hablé.

Después vino a mi cabeza la fabulosa idea de preparar algo rico para cenar, idea que rápidamente salió huyendo cuando recordé que su casa y la mía son lugares no-disponibles, y ¿dónde voy a meter mi show romántico?.

¿Regalarle algo material? No. Hemos pasado juntos muchas celebraciones y ya le he regalado todo lo regalable a un novio, eso sin mencionar que ya he repetido de regalo un par de veces.

También pude diseñar yo misma alguna tarjeta con corazones y frases como Te Amo, hace 10 horas esa era una opción viable hasta que alguien me dijo que los novios no valoran esas cosas, y aunque estoy segura de que el mio sí, no pude evitar descartar mi tarjeta romántica de la lista. Damn it!

Entonces decidí hablarle a una amiga, la que siempre sabe qué regalarle a los novios y después de que hechamos chisme (nada que ver con el regalo) como 1 hora, le dije "aaah, le haré un postre", y así quedara: unos brownies con algún otro detalle que seguramente mañana se me ocurrirá.

Pero como le había comentado a una chica en su blog, entre él y yo no existe esa necesidad vital de comprar/hacer algo especial ese día, puesto que todos los días a su lado son brutalmente especiales por el simple hecho de estar juntos. Que cursi!

Feliz día de San Valentín para mi y para quienes me leen, aunque no comenten... Y ya me voy a dormir que alguien me llamo hace 5 minutos y dijo que vendría a las 7 de la madrugada a verme... Oh por Dios!

martes, 10 de febrero de 2009

Mosca

El domingo en la tarde inicie sesión en los suburbios messengerianos, y encontré a una amiga con la que tenía ya varios días que no hablaba, así que mientras que nos poníamos al día sobre nuestras fabulosas vidas e intercambiábamos los diversos chismes de la farándula, se dio entre nosotras esta conversación:

Morfina: Amiga tengo mucho sueño, anoche me dormí super tarde y me levante relativamente muuuy temprano.

Amiga: Intenta dormir un poco mas.

M.: Noup, no puedo... Así muera de sueño, no puedo dormir en las tardes...

A.: Yo sí, a cualquier hora del día puedo dormir :D

M.: Suertuda!!; es que tú eres como una osita... o una gatitaaa!! *w*

A.: Awww soy un animalito... una gatita, o una perrita jajajajaja ¿o una zorrita?

M.: Una gatita suena lindo... Lo de la zorra lo escribiste tú

A.: Jajajaja es que como hablamos de animales...

M.: ¿?.... (silencio) Yo en mi otra vida quiero ser una mosca, así solo me preocuparía por vivir un día nada mas... o hasta que me tope con un matamoscas homicida :S

A.: Al final del día, la mosca ha tenido el mejor día de su vida, imaginate! qué no haría yo si me quedara solo un día...

Entonces aquí me puse reflexiva, porque aunque no lo crean esa mosca me dio mucho que pensar y después de buscar y rebuscar una buena respuesta, sólo atiné a decirle:

M.: Yo no pienso en eso, aunque nunca esta de mas tener una lista por ahí...

A.: Ya sé! pero a veces lo pienso y así, como que haría muchas cosas que por pena no hago...

M.: ¿Quéééé? ¿En 24 horas. podrías hacer todas las cosas que no has hecho por pena durante 20 años? Pienso que realmente es muy poco tiempo...

A.: Bueno, en realidad no tengo idea de qué haría en 24 horas, ¿tú qué harías?

Ash, otra vez!! ¿por qué siempre me tocan las preguntas fáciles con respuestas difíciles?, así que ésta vez no lo pensé tanto y le respondí rápidamente:

M.: Tampoco tengo idea... Aunque pensándolo bien, creo que me pegaría un tiro en la cabeza, no podría vivir 24 horas. con la agonía de saber que a final de cuentas moriré. No tendría ánimos de hacer nada, me sumiría en una depresión horrible y cosas por el estilo.

A.: Entonces no serías una buena mosca...

Y tiene toda la razón, no sería una buena mosca si lo vemos por ese lado, porque yo me pregunto ¿quién tendría ánimos de besar, correr, volar, sonreír, amar, sentir, abrazar y demás cosas lindas en un momento como ese? Definitivamente yo no.

M.: Claro que sería una buena mosca: puedo pasar mas de dos horas pegada a un espejo, incluso tengo el don de ser tan molesta como la mosca mas mosca de todas, ¿sabías que puedo molestar a muchas personas con mi sola presencia?

Entonces ella ya no tuvo mas remedio que reír y cambiar el tema. Yo me quedé con mis dudas sobre qué animalito de la creación me gustaría ser en mi próxima vida, definitivamente una mosca ya no, esa tarde se esfumaron mis deseos de revolotear entre la gente, de huir de los matamoscas y periodicazos, de pasar horas pegada a un espejo, pero sobre todo huyeron mis ganas de ser idéntica a millones de moscas y de tener el olor a shit en mi top five. Iuk!

Y sobre las 24 horas de vida, creo que siendo mosca eso sería lo último que me importaría.

lunes, 9 de febrero de 2009

Besos sabor morfina

Desde hace meses he descubierto que tengo la habilidad para escribir, modestia aparte, que si algunas veces no lo hago como debe de ser, mis motivos tendré, pero el hecho es que ya van muchas personas que me lo dicen, y les creo porque tengo ya mas de un año escribiendo en otro blog, el cual no tiene caso hipervincular, porque es como mi diario muy personal, y al cual solo pueden acceder lectores invitados... Whatever!

El principal motivo por el cual decidí crear este blog, es porque a veces me gustaría que mas personas me leyeran pero sin enterarse de qué color son los calzones que traigo puestos ¿alguien entendió?. Bien. Entonces esa es la razón por la que hoy estoy escribiendo aquí.

Casualmente hoy estaba en el messenger, y empecé a platicar con un contacto, con el que pocas veces hablo por falta de tiempo o porque simplemente no quiero jajajaja eso último no es cierto Arx ;) pero bueno, por X motivo empezamos a hablar del mundo de la blogosfera, puesto que él también tiene un blog y hace unos meses fue colaborador de otro que yo llegue a leer muchas veces; La verdad es que me quedé de a seis cuando me propuso ser colaboradora de su blog, nunca he escrito en un blog colectivo, y eso me sonrojó, al menos virtualmente, y me agradó que me dijera que le gusta mi estilo (aika!) entonces como él era la persona #1 525 432 (ojalá) que me decía eso, me animé a aceptar su oferta, así que aparte de leerme aquí podrán hacerlo acá... Aún no sé sobre qué voy a escribir pero seguramente algo muy bueno se me debe ocurrir; es un blog relativamente nuevo, y digo relativamente porque tiene ya 3 meses de vida y la fabulosa cantidad de... una entrada XD y con envidia puedo decir que con esa entrada ha logrado recolectar mas comentarios de los que yo tengo en mi blog fantasma que solo leen 5 personas. Damn.

Y como ya prolongue mucho este post me despido, después de todo yo solo venía a dejarles unos besotes sabor morfina.