martes, 24 de noviembre de 2009

Señorita honestidad

Ultimamente me he justificado mucho con el "más vale tarde que nunca" y hoy no será la excepción. Resulta que hace ya bastante tiempo mis queridas Cl@udette, Penny Lane, Faffy y alguien más que seguramente se me pasó, me otorgaron un premio, de esos que vienen con todo y meme. Pues bien, aquí estoy.


-aquí debería de ir el logo del premio, pero surgieron problemas técnicos y no pude guardarla, pero ya la conocen, y si no, den click aquí para verla-


Como ya sabran, cada premio/meme viene con sus respectivas reglas -bien decía mi madre: no hay amor sin interés ¬¬'

1. Hacer promoción al blog que me lo dio.

Promoción no quisiera hacer porque como ya mencioné, estoy segura que alguien más me cedió el meme pero para ser sincera, no recuerdo quiénes. Pero de los blogs que mencioné, los tres son realmente buenos, totalmente diferentes, tres mujeres inteligentes con diferente perspectiva. Ya estan hipervinculados sus espacios a sus nombres, quizás -y seguramente- ya las conocen, si no, ésta es su oportunidad.

2. Escribir diez cosas honestas sobre mí.

Uy, ya tiene mucho tiempo que no hablo sobre mí -o sea, detalles en especifico-, había dejado de lado éste tipo de ejercicios pero vamos, que son sólo diez cosas que, como ya lo dije en un post, nadie quiere saber de mí pero lo leerán porque ya están aquí y porque me aman y quieren saber más de mí... jajajajá ok no, ni me aman ni quieren saber más de mí, pero lo van a leer, ¿cierto?

Uno. Soy perfectamente incapaz de escribir sobre una hoja en blanco. Me resulta bastante incómodo hacerlo, es por eso que las cartas escritas a mano no son lo mio, lo mio; sin emabargo, me declaro adicta a las notitas cursis y ñoñas. ¡Vivan los post-it!

Dos. No me gusta hacer promesas; hace algún tiempo prometí algo y no lo pude cumplir -y no podré hacerlo-. Aunque a veces dígamos que hay más tiempo que vida, en realidad nunca sabemos qué nos espera a la vuelta de la esquina.

Tres. Como ya se habrán dado cuenta, prefiero escribir los números con letra y no en dígitos. Es una manía que adopté no-recuerdo-cuando-ni-por-qué.

Cuatro. En las mañanas, antes de irme a trabajar veo Dora la exploradora y... Go, diego, go mientras hablo por teléfono con él. Sí, a mis casi veintitres soy fan de Nickelodeon... y... cof, cof... a veces me hipnotiza Disney Channel.

Cinco. Si no tomo café en todo el día, mi humor es in-so-por-ta-ble. En una escala del uno al diez, mi irritabilidad llega a un nueve. A veces al diez.

Seis. Mi mayor debilidad son las manos de las personas y un buen par de calcetines. Me he cachado en varias ocasiones observándole las manos a las personas que están a mi lado.

Siete. Hablando de manos, más de dos personas me han dicho que si no tuviera manos, sería practicamente muda. No puedo hablar sin dejar de moverlas y hacer uno y mil ademanes.

Ocho. Suelo ser muy fría con las personas equivocadas y tan incredula como soñadora. Insegura por naturaleza y pesimista por devoción, sin embargo hablar con él me hace ver las cosas diferente y le creo, así sienta que sólo me dice lo que cree que quiero escuchar.

Nueve. Soy un imán para quebrar vasos, tazas, platos y todo lo que sea fabricado con cristal. También soy experta en descomponer electrodomésticos, sobre todo lavadoras y microhondas.

Diez. Por si no lo han notado, tengo serios problemas con el color rosa.

3. Mandar saludos a la mamá de alguien.

Aquí sí está difícil, ¿quién redactó éste meme? digo, para mandarle un saludo a su mamá por poner un punto tan... sin razón de ser.

4. Otorgar el premio a nueve blogs.

Tampoco lo haré, ya la gran mayoría lo hizo y no creo que quieran repetir. Quien guste hacerlo, adelante. Todo suyo (:

...
Saldada mi deuda, ya puedo irme a dormir.

sábado, 21 de noviembre de 2009

Hoy, en intercambio de ideas: Suzette Matadamas

CIUDAD DE CIEGOS


-¿Le puedo ayudar en algo señorita?- Me preguntó gentilmente

- Gracias, creo que ya encontré algo de mi agrado- Contesté tomando rápidamente un libro que tenía a mi alcance.

-¡Ah! ¡Excelente elección! - Mirándome con un gesto de admiración- ¿Le agrada José Saramago?-

- ¡Oh, sí claro! ¡Me encanta! Me gusto “La Ciudad de ciegos”- Contesté con premura como lo solemos hacer los mexicanos, es decir, sin pensar y con mucha seguridad para no mostrar falta de dominio.

Pero el dueño de la librería supo de inmediato que mentía, y que era una completa ignorante en el tema. Lo noté con el cambio en su semblante, sin tener más remedio que contestar pacientemente:

-Me temo que no he oído nada al respecto. Pero como me dice que le encanta el autor puedo mostrarle “Ensayo Sobre la Ceguera”. Sé que será de su agrado.-

Aun no me explico porque tuve ese impulso de demostrar lo que carecía haciendo evidente mi ignorancia.

Me sentía absurda. Y por pena no me quedó más remedio que fingir interés y comprar el libro.

No me arrepiento de lo último, porque impulsó mi interés por los libros.

En efecto, Ensayo Sobre la Ceguera fue de mi agrado. Y aunque éste evento ocurrió hace ya algunos años lo recuerdo cada 16 de Noviembre, onomástico del Premio Nobel de Literatura José Saramago.

Saludos.

Suzette Matadamas (borola80)



...
Señorita Madatamas, un honor tenerla en mi espacio. Mi post pueden pasar a leerlo al rincón de Pablo Vargas. Disculpen el restraso, de verdad he tenido trabajo como para no dormir -literal-, pero yo quería participar y aquí estoy, tarde pero seguro (:

lunes, 16 de noviembre de 2009

Dos razones por las cuales ODIO Facebook

No entiendo, de verdad no logro comprender qué es lo que tiene Facebook que los tiene a todos idos, alejados de todo a su al rededor; abandonan blogs, mails e incluso sus trabajos-tareas, no lo nieguen. Facebook se ha vuelto algo así como la prioridad virtual de muchos. Mía no, yo lo odio; mi odio no es un odio sin fundamentos, no... tengo argumentos y muy buenos, btw.

Me choca estar como loca en el messenger a las once de la noche -pudiendo estar dormida- platicandole a mi amiguísima -omitiendonombre- lo jodido que estuvo mi día gracias al complot que hicieron la bola de universos paralelos en mi contra, y que no me conteste, pero como yo soy una persona muy comprensiva y sobre todo crédula, pienso que me está leyendo atentamente para después darme por mi lado diciendome: sí amiga, tú siempre tienes razón. Estúpidos universos paralelos, estúpido karma, estúpido día; pero a cambio de eso, después de que ya terminé de decirle TODO en mil-ocho-mil caracteres y de que seguí esperando -porque pienso que busca la mejor manera de aconsejarme-, me responde:

- Maldición, me gasté todo el dinero que tenía en un tractor....
- ¿De qué me estás hablando? Estoy a punto de suicidarme y tú hablándome de.... ¿tractores?
- Es que... mi granja... facebook... ¿quieres ser mi vecina?
- Si soy tu vecina, ¿me harás caso?
- Awww... ya va tomando forma mi granja...
- ................ olvídalo.

Así es, Facebook no ayuda a disminuir el índice de suicidios.

En otra ocasión le hablé a un amigo, eran casi las diez de la noche.

- Ey, hola... vamos a tomar algo...
- No puedo...
- Buh, no pues... ni modo
- ........
- ¿Sigues ahí?
- Sí..... esperame....
- No, sólo te hablaba para que fuéramos a tomar algo, si estas ocupado, otro día será...
- No, no estoy ocupado...
- Ok, entonces cuando QUIERAS, vamos a tomar algo...
- Sí quiero pero...
- ¿Pero?
- Oye, te marco después... estoy... jugando... en... el face...
- Bullshit... olvídalo, amigo.

Colgué y casi aviento mi celular por la ventanilla del auto. Es increíble cómo Facebook puede más que un par de... mujeres solas que buscan la compañía de sus amigos para ir a tomar algo. Al paso que vamos, el fútbol será reemplazado por esa red social de logo azuloso que tanto odio. Odio el azul, odio Facebook.

Pero ahora ya sé, a la próxima le dejaré a mi amiga mis lamentos en su muro, a mi amigo le mandaré imágenes de bebidas alcohólicas y entonces, sólo entonces, ellos me contestarán.

Momento, esa no es buena idea, mejor sólo me sentaré a ver la manera tan cruel, despiadada y alevosa en que Facebook les termina de comer el cerebro -sin ofender-.

Pobres de mis amigos, snif, los voy a extrañar.

sábado, 14 de noviembre de 2009

Viboreos nupciales

Hoy iba caminando por una plaza con Penny y Diego -un amigo-, enfrente de dicha plaza hay una iglesia en la cual, como cada finde, estaba por celebrarse una boda. Penny se detiene y nos dice:

- Esperen... Quiero ver a la novia.

Diego se detuvo, yo no.

- Ay, ¿qué quieres ver?-, dije mientras hacía una mueca y seguía caminando.
- No seas envidiosa, amiga- me respondió Diego mientras me tomaba del brazo para detenerme.
- Pff, ¿envidia? Para nada...

Penny seguía parada en el mismo lugar esperando ver a la mujer que estaba por atar su vida a un hombre que seguramente amará el resto de su vida, la vi sumamente interesada, así que volteé y vi justo cuando se iba bajando del automóvil cual estrella de Holliwood rodeada de fotografos y flashazos. Vi su vestido, que era muy sencillo -pero bonito- y llamó mi atención que no llevaba cola pero sí un velo muy estorboso. Tomé a Diego del brazo para seguir el camino:

- Uy, una novia sin cola no es novia-, dije mientras lo jalaba
- Es que ella no tiene cola que le pisen-, dijeron al mismo tiempo...
- Sí, sí... quizás sea eso; si algún día me caso, la cola de mi vestido medirá un metro por cada amante que haya tenido...
- Ay amiga, ¿y qué harás con tanta tela detrás de ti?

Admito que me dio risa, admito que me gané esa respuesta por andar diciendo estupideces, pero lo que no admito, es que duden que pueda encontrar una iglesia lo suficientemente grande para meter la cola de mi vestido de novia.

Aparte, seguramente me lo dijeron al tanteo.

lunes, 9 de noviembre de 2009

Sin-título

Siempre he creído que soy pésima para definir mis prioridades y, para mi desgracia, no estoy equivocada. He perdido muchas oportunidades y sobre todo personas a causa de tal desorganización, hoy lo descubrí.

Anoche no podía dormir, el frío que sentía en mis pies desnudos me hacía permanecer despierta -no pregunten por qué no me levante a ponerme calcetines, no tengo respuesta para eso-, sólo veía las horas pasar mientras escuchaba cómo dos personitas hablaban acerca de la tecnología y la manera tan inadecuada en que la utilizábamos. Después de tres intentos fallidos por ignorar sus voces, pude permanecer en silencio cuando de mi boca salió un grito: ¡DEJEN DORMIR, PAR DE...! Y entonces como si les hubiera hablado Dios, se hizo el silencio.

Cerré los ojos mientras analizaba lo inútil que ha sido mi vida hasta ahora. El frío se volvió un poco más intenso y entonces sentí algo. Tenía meses sin tener esa sensación de soledad, de incertidumbre, de melancolía. Un torbellino de sentimientos me llegó de golpe y con ello, tu nombre. Eran casi las cinco y yo pensando en ti.

Prendí la lap, abrí mi mail e hice lo que mejor sé hacer: expresarme por medio de las letras. Era un correo para ti en el que te decía muchas cosas, unas ya las sabías, las otras quizás no. Te exigía un abrazo porque de verdad lo deseaba, y fue entonces cuando más presente te hiciste en mi mente. Pensé mucho en todo lo que te dije un par de días atrás y no supe cuándo fue que me perdí en mis sueños y el mail quedó a medias y sin enviar.

Cuando desperté, olvidé por completo que un mail me esperaba, así que salí de la habitación y me dirigí directo a la cama de la lil-sis, aún tenía frío y aún me sentía sola.

Algo llamó mi atención y estuve observándolo un par de minutos hasta que tomó forma ante mis ojos, era esa chamarra que tuviste a bien prestarle a mi amiga cuando te dijo: -tengo frío. La tome y me la puse, estoy segura que no te molesta en lo absoluto, si en ese momento te hubiera llamado para decirte: -tengo frío, seguro me hubieras querido dar el abrazo que exigía en aquel correo y no poder dármelo sí te hubiera molestado. Nos hubiera molestado. Así que para evitar disgustos, sólo me arropé con ella.

Todo el día ha hecho frío, por lo tanto todo el día me ha acompañado, de verdad es acogedora, aunque supongo que lo que la hace reconfortante es saber que es de tu propiedad, o saber que tú la usas o... bueno, simplemente tener tu aroma tan cerca de mí. Eso equivale a dos abrazos, cada uno de al menos cuatro horas.

Sabes, hoy no tuve tiempo de extrañarte porque hoy simplemente estuviste conmigo, quizás no formo parte de tus prioridades, pero quiero que sepas que tú sí formas parte de las mías, o al menos de eso me he dado cuenta las últimas doce horas.

Ahora sólo me queda un problema: realmente me preocupa qué pensará ella cuando se dé cuenta que tu chamarra huele a mí.

lunes, 2 de noviembre de 2009

Para Jaime Rivera

Más vale tarde que nunca, dice un famoso refrán mexicano, y hoy me tocó a mí usarlo...

Aysh, esto de las rimas, versos y demás me dejó medio mal, estuve todo el día tratando de inventarme la calaverita de Jaime, y al final me ha resultado esto:
-Gracias a Dios, Monse y yo sólo participamos pero no concursamos-


Estaba la muerte muy guapa
Brincando de blog en blog
Buscando un pobre incauto
Para llevárselo al panteón.

Llegó con Jaime Rivera
Quien miraba al interior
- A ti te llevo por guapo,
Ingenioso y buen escritor.

- Señora Catrina-, suplicaba el muy ladino
-tenga usted compasión de éste pobre citadino
Que escribe versos y prosas
Que hoy en día son mejores que las rosas.

- A mí no me vengas con cuentos
Hoy te llevaré conmigo
Tardé mucho en encontrarte
Y ahora no te dejo vivo

- Hagamos un trato, Catrina
Hermosa señora, hoy en su día
- ¿Qué propones guapetón
Para que yo te deje con vida?

Un momento lo pensó
Nuestro encantador escritor
Y al cabo de cinco minutos razonó
Que nadie se libra de la huesuda.

- Mi destino he de aceptar
Y si éste día me quieres llevar
Gustoso me iré contigo.

La muerte pensando que era una trampa
Decidió no preguntar
Porque cuando de ellos se trata
Seguro se le quería pelar.

Así llegó el final de nuestro amigo
con la Catrina se fue de la mano
Aunque dicen que a medio camino
El desdichado se le escapó
Antes de llegar al panteón.

Y ya, eso es todo por hoy. Muchas gracias a los que participaron, a los que no pudieron ni modo, ya será para la próxima y para aquellos que se hayan quedado sin su "calaverita", no os preocupeís, que Monse y yo haremos una colectiva para ustedes (:

La calaverita que me hicieron, pueden pasar a leerla al Sindróblog de El Fhercho -CLICK AQUÍ-. Quedó her-mo-sa. Muchas gracias, Fher (;

El día de mañana Doña Miri y Mamá Morfina leerán sus calaveritas para elegir las diez que, según ellas y su gran tradicionalismo, son las mejores.

Suerte para todos y todas.

•••
Siéndo las 19:00 hrs -hora local-, ya la gran mayoría ha cumplido, pueden pasar a leer los montones de calaveras literarias clickeando sobre el nick de cada uno de ellos. Todas muy interesantes, unas más largas que otras pero bien vale la pena leerlas.

Suzy Lee escribió para Dr. Hannibal Lecter
Dr. Hannibal Lecter escribió para Josie
Josie escribió para Efterklang
Alberto escribió para Bonbon Amér
Bonbon Amér escribió para Lex
Monse escribió para Pesadilla
Pesadilla escribió para Zully
El Fhercho escribió para Morfina
Morfina escribió para Jaime Rivero
Jaime Rivero escribió para Ann
Ann escribió para Ro
Ro escribió para Polvo de Menta
Polvo de Menta escribió para Asael
Asael escribió para Stella
Stella escribió para Serch
Serch escribió para Abril
Abril escribió para Peyote
Peyote escribió para Rotter


Ahora sí, esperamos que se reporten pronto Efterklang, Chupacabritas, Penny Lane, Lex, Crudo, Zully, Adrián y Rotter, al fin que éste día aún no termina.