miércoles, 6 de enero de 2010

Amores que no matan ni hacen más fuerte

Hace algún tiempo discutía con cierta personita un tema bastante controversial, con muchos puntos a favor, pero no menos puntos en contra: la amistad -real- entre un hombre y una mujer.

Si bien es obvio que yo era quien sostenía firmemente que sí era posible, y que muchas veces crea una relación hasta más sólida, con lazos más fuertes que si de una amistad de un mismo género se tratara, también tenía presente que como punto en contra tenemos que en muchas ocasiones la convivencia nos juega chueco.

Siempre he dicho que el trato juega un papel muy importante en todas las relaciones personales, el hecho de compartir un sinfín de alegrías, tristezas y demás sentimientos y emociones, muchas veces puede llegar a confundirnos en algún momento, eso sin mencionar que la atracción física puede llegar de la manera menos esperada, es algo que va naciendo, día con día, palabra con palabra y ésta, por contradictorio que parezca, suele pasar a ser un básico en esa relación. Se podría decir que es el primer paso para empezar a sentir montones y más montones de mariposas en el estómago.

En lo personal, una de mis principales filosofías es no mezclar sentimientos, tener la cabeza en su lugar y no involucrarme más allá de lo permitido con mis amistades masculinas, cosa que me ha resultado bastante satisfactoria ya que prefiero tener más amigos que odiados ex novios.

No niego que en su momento he llegado a confundirme, he involucrado sentimientos pero no a tal grado como para perder un buen amigo después de una fallida relación de no más de un mes; por ejemplo, recuerdo que cuando era de verdad pequeña, más inocente y mi corazoncito no estaba tan descosido, yo tenía un “mejor amigo” –y hasta la fecha sigue siéndolo- , vivía enfrente de mi casa, íbamos en la misma escuela pero en salones diferentes, aún así nos veíamos diario, ya fuera en el receso o por las tardes en mi casa. Era una amistad muy padre, porque era sin ningún tipo de malicia, compartíamos muchas cosas, desde música, películas, gustos, etcétera.

Desde siempre hemos sido los mejores amigos, él siempre estaba conmigo cuando más y también cuando menos lo necesitaba, siempre tenía las palabras indicadas para el momento adecuado y sus abrazos nunca pudieron ser más oportunos, sabía que soy anti abrazos, sin embargo también sabía cuando de verdad necesitaba uno. Teníamos una conexión especial, porque de igual manera yo siempre estaba atenta a él, creía conocer a la perfección sus gustos, sus debilidades. Reímos y también lloramos juntos muchos días, muchas noches, muchas madrugadas.

Un día, sin darme cuenta, sus abrazos empezaron a hacerme sentir diferente, me ponía nerviosa que nuestras manos se rozaran, y se me subían los colores a la cara cuando nuestras miradas se cruzaban y él insistía en sostenerla. Me conocía tan bien que ya sabía de qué se trataba, y yo también, pero me negaba a creerlo. Él era mi amigo, y los amigos no se enamoran, de verdad me llegó a provocar nauseas el hecho de imaginar que entre él y yo pudiera haber un sentimiento más profundo, porque era por sobre todas las cosas el hermano que nunca tuve, aunque en el fondo estaba conciente de que ningún lazo de sangre nos unía, sólo nuestro compartido amor por la desaparecida Shakira y sus canciones que solíamos corear cada que teníamos oportunidad.

Pasó el tiempo y para mí era un poco difícil e incluso incómodo estar a solas con él, evitaba a toda costa caer en momentos que se prestaran a otra cosa, a otros pensamientos, a otras intenciones. El sentimiento estaba, era cuestión de sacarlo y ser felices, pero yo seguía en la etapa de negación.

El idílico amor que sentía por mi amigo crecía cada día un poquito más, nunca se lo dije a nadie por miedo, vergüenza o las dos cosas juntas, quizás por egoísmo, pero el punto es que jamás externé los escalofríos que sentía cuando él me abrazaba. Siempre culpé al clima y a mis inestables hormonas cuando llegó a descubrirme nerviosa en medio de un abrazo.

Una mañana al despertar algo me dijo: -hoy es el día, dile lo que sientes-, y como siempre suelo hacerle caso a esa voz interna que tenemos las mujeres que llamamos sexto sentido, me levanté dispuesta a hacerlo. Todo el día pensé la mejor manera de hacerlo, no iba a ser una sorpresa para él, o quizás sí, pero yo quería hacerlo especial. Busqué las palabras adecuadas, la manera de decírselas, el momento y sobre todo, tenía que tener listos dos argumentos, ya que había dos posibles respuestas que podía recibir: “yo también te quiero...” o “yo también te quiero… como a una hermana”, en caso de recibir la segunda había pensado en responderle: “¡Feliz día de los inocentes…en Mayo!” o algo por el estilo, en caso de recibir la primera, sinceramente no habría sabido qué contestar.

Llegó la hora de vernos, y entonces yo tenía los nervios de punta y estaba a punto del infarto, debí haber muerto durante al menos un minuto cuando me dijo: - necesito hablar contigo-, por mi cabeza pasaron mil cosas, incluso creí que me ahorraría la vergüenza de decirle lo que tanto había pensado durante el día, le respondí: - yo también…pero tú dime primero.

- Sabes que eres mi mejor amiga, que te quiero mucho, confío mucho en ti, eres sumamente especial, conoces todo de mí y yo de ti…

Y yo, asentía emocionada con la cabeza.

-…hemos pasado muchas cosas juntos y créeme que no cambiaría un solo día, un solo minuto porque todo ha sido de verdad especial…

Mi corazón latía más y más fuerte, podría jurar que lo escuchaban hasta China…

- …y bueno, hoy quiero decirte algo que ha estado pasando, quizás ya te diste cuenta...

Mis ojitos se emocionaron y ya estaba lista para decirle: - Sí, sí… yo también, yo también te amo…

- …soy gay.



No pude responder nada, sólo comprendí muchas cosas: - y yo que creía que amabas a Shakira por sus prolongadas caderas-, pensé. Sonreí y así que me quedé estupefacta varios minutos. Seguía sin creerlo y sin saber qué decirle, hasta que interrumpió mis sagrados pensamientos:

- Amiga, dime que nada va a cambiar…
- No…nada va a cambiar. Nada tiene porqué cambiar.

Y seguía con mi estúpida sonrisa.

- ¿Qué ibas a decirme?
- ¿Eh? Ah sí… iba a preguntarte, quién crees que es más guapo: ¿Fulanito o Sutanito?
- Sutanito.
- Sí, yo también lo creo.

Esa noche pasó a la posteridad, de verdad tardé mucho en reponerme después de haber escuchado semejante confesión, al principio creyó que era porque lo rechazaba por su condición, yo sólo le decía que no, que eran otros rollos los que traía en la cabeza. Meses después le dije lo que pensaba confesarle aquella noche, y fue entonces cuando me dijo:

- Bueno, si no tuviera exactamente los mismos gustos que tú, supongo que hubiéramos vivido algo muy padre.
- ¿Exactamente los mismos gustos? Aléjate de mi novio, enfermo…

Hoy me alegra lo que sucedió esa noche, nuestra amistad se hizo aún más fuerte, no eché a perder nada, descubrí que de verdad me tiene confianza pero, lo más importante de todo: no quedé en vergüenza y por fin tendría a mi lado a alguien que de verdad tuviera sentido de la moda y esas cosas de mujeres.

Historias así hay muchas, algunas veces arriesgan y ganan aunque después lo pierdan todo, otras veces pierden y después se dan cuenta que ganaron y otras tantas –y frustrantes- veces…el amigo resulta gay.

Sea cual sea el caso, amor y amistad son sentimientos totalmente diferentes pero tan fácil de confundir, aunque lo que de verdad vale es que a final de cuentas termina siendo cosa de dos.


P.d. Ya sé que este post es como un deja vú -para algunos de ustedes-, pero de verdad me gustó mucho y quería que estuviera aquí.

32 comentarios:

Zorro de Terciopelo dijo...

Holy shit... nunca me hubiera esperado eso, pero bueno, como dices, fue mejor que haya pasado así.

Javier dijo...

pues el amor es una cosa bastante complicada... a veces uno espera cosas que no se presentan y es por eso que uno tiene que ir buscando a ver si llegan!

para hablar de amor, creo, necesito unas cuantas cervezas... así las cosas fluyen con más naturalidad!

Doctor X dijo...

huy pues que complicado, en ocaciones tendemos a confundir las cosas.

Doctor X dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maralien dijo...

Como tu lo dijiste es un deja vú, solo que en mi caso no resultó ser gay, a mi sí me dijeron que no era correspondida y aunque me dolió un poco creo que fue lo mejor.

Muy buen post! =)

Saludos!

Zully dijo...

jajjajaj que bueno que ahces la aclaración al final.. jajja dije.. esto yo ya lo había leido ¬¬ jejeje

saludos!

!ván dijo...

Uno de tus mejores escritos que habia leido anteriormente, de todas maneras, al final, sigue siendo tu amigo, no?
Eso no se cambia.
Animo! Verás que tendras tu amor muy pronto..Un beso!

Amorphis dijo...

Tuve un deja vu pues no recuerdo donde pero ya había leído algo similar, en fin, el caso es que desde que dijiste que coreaban juntos canciones de Shakira, ya desde ahí estaba dudando de la masculinidad de aquel, sin ofender a aquellos a los que les guste su música y no sus caderas.

Debo confesar que tengo una amiga, excelente amiga, y hemos sabido mantener esa delgada línea entre amor y amistad, así que al menos en mi caso te puedo asegurar que si es posible la relación-amistad mujer-hombre. Y no soy gay porque la veo y está muy buenona mi amiga.

Saludos

Xenomorph dijo...

Pues creo que fue un final raro pero feliz ¿no? Digo, siguen siendo muy buenos amigos y eso es importante.

Diana dijo...

Asi es ya lo había leído..
pero aún así lo volví a leer.
porque desde que empece los primeros renglones ya sabía y me gustó..

:) saludos..
Buen día..

MIN... dijo...

A mi me pasa al contrario.. las veces que he encontrado un "mejor amigo" me sale con ke kiere algo más y tengo ke poner distancia de por medio...

..ApOllinE.. dijo...

si creo en la amistad entre el hombre y la mujer ...claro que no en todos los casos se puede dar.

Mantovanni dijo...

yo me lo imagine desde que vi que coreaban canciones de shakira!!! jajaja, ni hablar morfi asi pasa, me ha pasado y siempre salgo mal :( jaja te djeo un besotote

PROFESOR ZOVEC dijo...

demonios, fail y mas fail...
asi pasa en ocasiones con las personas que tenemos mucho trato y mucha cercania.
en fin.
que recuerdos tan.....
agridulces..

Miss Strange dijo...

¡Vaya! Eso sí no lo vi venir (hahaha yo de sólo leerlo, no me imagino tu al vivirlo u_u).

Y supongo que es normal que surjan esas situaciones. Después de todo comienzas a hacerte amig@ de alguien porque hay algo de el o ella que te gusta!.

Hehehe, me dio risa lo del "día de los inocentes... en mayo"! >.<

Disculpe usted!, ando de metiche ñ_ñ"

Dani Sonrisas Màgicas dijo...

Cuando paso esto? tiene mucho???
Que cosas...del tipo "no se si reir y llorar"...Pero ojala que te haya sido muy sencillo verle el lado positivo...

Al menos no te confestaste tu primero, saludos!

Dr Hannibal Lecter dijo...

Home run!!! ja supongo que nadie estrictamente varonil puede gustarle shakira sin tener que utilizar una mirada lasciva a esa caderas mmmmmmmm .. ups! me desvie un poco y sorry por lo de tu amigo pero siempre les pasa a las mujeres se enamoran de los gyas por que son como sus principes azules.. claro y con sus mismos gustos.!!

Saluditos morfis!

Beto dijo...

normalmente cuando frecuento mucho a una amiga es porque me la quiero cojer, fuera de eso es dificil que exista algún otro interés, no creo mucho en la amistad sincera entre hombre y mujer, siempre hay un interés.

El Xhabyra dijo...

no pos ora si que :


¡PLOP!



asi pasa cuando sucede ;-)

Barneypx dijo...

Osea eso de la amistad entre dos personas de diferente orientacion, es muy cabrona ya que aunque de luego te empieza gustar tu amig@ chingale que te das cuenta que la estas cagetiando, por tal motiovo y hoi en mi momento de catedratico pastor de rebaños, les digo si tienen un amig@ disfrutenlo y aprobechenlo tengan mucho sexo y olvidence de los sentyimientos
eh dicho X

Jova dijo...

Te entiendo perfecto. En la prepa tuve un amigo, Alejandro, él decía que me admiraba y yo empece a sentir cosas. Una amiga en común se metió en nuestra amistad y me dijo que él salía con ella y me dio la impresión que me lo había bajado. Ella era mi mejor amiga,así que me hizo sentir pesimo, cuando me había hecho a la idea, me aleje de los dos. Continue mi vida y encotre a mis dos mejores amigos hombres y mi mejor amiga. Al salir de la prepa Alejandro y mi ex amiga me siguieron al grupo de teatro. En una fiesta, él me dijo que no la odiara que él pasaba tiempo con ella porque era gay y ella lo sabía. Esa noche llore mucho porque no confiaron en mi y dejaron que el sentimiento creciera. En fin. Triste recuerdo.

Nobody Dotcom dijo...

un post bastante fluído, lo leí como quien se toma un chocolate caliente en estos tiempos gélidos.

Me seguí con los posts inmediatos anteriores, solo puedo decir que el mensaje de lo aprendido durante mayo en el post "doce meses en cinco minutos" aunque doloroso, fue profundo, la manera de transmitirlo con esa soltura de quien se quita un peso de encima, me gustó.

CRUDO dijo...

santa madre de los agachados, somos tan pocos los hombres sexys y heterosexuales, en fin, nos tocan mas asi jojojo

Alfonso dijo...

Quisera poder decir que la amistad entre hombre y mujer existe, pero mi realidad es completamente distinta, me ha pasado que cuando me enamoro de una amiga, andamos, es chido, tronamos y nos dejamos de hablar, asi que no.
Al menos para mí no...

saludos

mothermonkey collective dijo...

Tssssssssssss chingon!!! buen rato que pase!!!

fabS dijo...

y el pedo es que usualmente demeritamos la amistad frente al amor. decimos "me conformo" (con la amistad)cuando es algo que puede crear lazos màs fuertes que el pinchi amor.

en mi caso arriesguè y la cagò, pero curiosamente de toda la experiencia aprendì que como amiga me ha querido màs que a sus novias.

ya nada es igual, pero tampoco es imposible seguir siendo amigos. simplemente nos quitamos la espinita...

saludos

Lamia dijo...

Pues yo si creo en la amistad hombres mujeres.

Casi todos mis amigos son hombres.

Con algunos despues de años de conocerlos termino teniendo tratos y cojo.

Y los novios que he tenido han sido despues de muchos años de amistad.

Pero con el resto que no ha pasado nada de lo anterior si soy su amiga.

*q enredo*

Saludos!

ANYELYT.. dijo...

En ocaciones se pueden confundir muchas actitudes es algo complejo, buen post.
SALUDOS niña.

Agnes Milk dijo...

wow, el amor, muy buen post

[MnS] dijo...

¡NO MMS! ¿En serio te pasó eso? Ay, qué horror.

Y más porque, como mujer que pasó por el "de hoy no pasa", entiendo perfectamente bien los nervios que tenías. Lo que no quiero ni imaginarme, es el cómo te sentiste.

Horror.

Rodo dijo...

¿Y quién dice que entre ustedes no había amor? ¿Y quién dice que él no te ama? ¿Y quién dice que no vivieron juntos en una reencarnación pasada?

Lo único malo es que en esta vida, las circunstancias fueron diferentes.

Cuetzpallin dijo...

Aaah... ps yo sí tengo una super mega lindísisisima amistad con hombres.... pero tmb me ha pasado n tras ocasiones esto de la "confusión sentimental".... pero eso que dice Rodo podría ser... es una idea bonita de ver las cosas.. no?