miércoles, 21 de abril de 2010

Este blog está de luto

El sol puede morir y volver a nacer; pero nosotros una vez apagada nuestra breve claridad, hemos de dormir una sola y eterna noche.
Cayo Valerio Catulo


"Amiga, ahora que pase esto, nos vamos a dar una escapada a donde usted quiera", me prometió antes de cerrar la sesión del messenger y yo le creí, porque siempre cumplió cada palabra que llegó a decirme.

Lo conocí hace unos nueve meses aproximadamente, era el amigo de una amiga y siempre le dije que el día que lo conocí se me hizo una persona muy ridícula, de esas que trataban de impresionar chicas con dos que tres palabritas domingueras y que muy probablemente le funcionaban, conmigo no fue así.

Siempre trató de acercarse a mí y yo, por dejarme querer o por la razón que sea, lo permití, poco tiempo después ya era parte de mí, compartíamos muchas cosas, teníamos bastantes intereses en común y después empezamos a salir. La primera vez hablamos de muchas cosas en general, la segunda me platicó su vida entera, la tercera ya lo amaba -en sentido figurado-, se había metido de tal manera en mi vida, que me resultaba bastante agradable su compañía, estar con él, sus charlas, su todo.

El día que cumplí años fue de los pocos que quería realmente que asistieran a mi fiesta, y lo hizo. Nos veíamos realmente muy poco ya que nuestro respectivo tiempo libre pocas veces coincidía, llegamos a renegar tantísimas veces por eso, más yo, que siempre decía que era él quien no quería estar conmigo, él en cambio siempre encontró la manera de hacerme saber que estaba equivocada.

Me gustaba ver su sonrisa y escucharlo reírse de sus propios chistes que casi siempre resultaron ser malos, al menos ante mi sentido del humor. Me gustaba abrazarlo y sentir su particular aroma a lavanda, ver sus ojos y decirle: amigo, quita esa mirada lujuriosa de mí... No es por las circunstancias que me expreso así de él, es sólo que de verdad llegué a quererlo muchísimo.

Amaba escucharlo decir lo bien que olía cada que me abrazaba, cuando me decía lo bien que me veía sentía que el mundo se detenía, ante sus ojos siempre fui hermosa, sin importarle mis traumas y miles de defectos, él siempre se encargó de hacerme sentir la mujer más bella sobre la faz de la tierra.

Hace poco menos de veinte días, me platicó que le habían diagnosticado hepatitis tipo A, que estaba bien, con las típicas dolencias de la enfermedad, pero bien. Me dijo que tendría cuarenta días de reposo y entonces nos iríamos a no-sé-dónde, siempre que salíamos me sorprendía con algo nuevo, o al menos lo intentaba.

Hoy descubrí que soy una persona egoísta, que nunca se preocupa realmente por las personas, pareciera que sólo quiero que las personas se preocupen por mí, rara vez llamo a mis amigos para preguntarles cómo están, cómo se sienten, si todavía existen; rara vez les digo lo importante que es cada uno para mí y lo mucho que ha marcado mi vida porque pienso que siempre hay más tiempo que vida, aparte de que no soy la persona más afectiva que exista sobre el universo y me cuesta muchísimo decirle a un amigo “te quiero” y darle un abrazo en un día no-festivo sin evitar sentirme estúpida.

Siento impotencia por haber descubierto que no fui realmente su amiga, los amigos no se enteran de estas cosas diez días después, muchísimo menos lo hacen por Facebook: Pensé que el Domingo era un buen día para saber de él, le mandé un mensaje a su celular reclamando su ausencia y a su vez deseándole una pronta recuperación; algo que siempre he odiado es un mensaje sin respuesta, cosa que él sabía y jamás hizo, por esa razón fue que traté de justificarlo pero a su vez sólo pensaba en entrar a dejarle otro reclamo más en su muro, otro que se sumaba a varios que llegué a hacerle por “descuidarme”. Ayer en la noche me decidí, mientras lo buscaba en mi lista de amigos pensaba en las palabras indicadas para hacerlo sentir mal por no haberse comunicado conmigo, cuando lo encontré y dí click, ya tenía casi todo el reclamo redactado en mi cabeza, se cargó la página y me llamó mucho la atención un mensaje algo extenso, empecé a leerlo y conforme lo hacía pensaba: No... no... esto es una broma, no puedes irte sin cumplir la promesa que me hiciste. Terminé de leer el primer mensaje, y a este le seguían otros tantos, todos decían lo mismo, todos iban a lo mismo: desearle un descanso eterno y en paz. Leí cada mensaje y para cuando terminé ya estaba fría, sin habla, me temblaban las manos, tenía los ojos llenos de lágrimas e incredulidad, cerré la lap y me acosté, así sin saber qué pensar, qué sentir, qué decir, sin saber a quién culpar, a quién reclamarle, a quién odiar. La sensación de vacío volvió.

Todo el día leía y releía esos mensajes tratando de asimilar su ausencia y hasta el momento, casi veinticuatro horas después de haberme enterado, sigo sin levantarme de la cama, sigo llorando su partida y sigo sin entender mi egoísmo: a pesar de las circunstancias, le reclamo el haberse ido sin cumplir su promesa, lo odio por haberse ido sin despedirse de mí y me odio por haber permitido que me marcara de tal manera su presencia.

La vida me da otra razón más para odiar las promesas, esas que no se cumplen y que así pasen mil años, no se cumplirán.

“Hoy no es un día especial, pero quiero decirte que te quiero y que te voy a extrañar mucho. Sé que no lo leerás, pero no me importa porque también sé que lo sabes; muchos creen que aprendimos a conectarnos de una manera particular y especial, sin palabras rebuscadas y sin sentimentalismos absurdos y ¿sabes? tienen razón. Fue única y mágica la conexión que tuvimos. No puedo guardarte un minuto de silencio porque todo el día he renegado tu partida, así como tampoco puedo evitar secar mis ojos, por más que lo intento, no puedo sacarme de la cabeza la frustrante idea de que ya no te veré. Te odio porque no sabes lo difícil y pesado que se me está haciendo todo esto".

27 comentarios:

Mónica de los Siete Infiernos dijo...

Damn...

El Xhabyra dijo...

Si que es un verdadero malsentir el enterarnos de la partida de alguien a quien estuvimos vinculados de una u otra manera.

te entiendo perfectamente

lo peor asi como nos lo cuentas, es enterarte de esa manera, de saber que no estuvimos ahi para acompañarlo en el ultimo viaje fisico.


espero que lo sigas recordando y manteniendolo vivo en tu corazon.

algunos amigos que perdemos con el paso del tiempo verdaderamente mueren y se pierden en la inmensidad de los recuerdos, otros siguen ahi al lado nuestro, y recordamos sus palabras o sus sonrisas cada cierto tiempo y lo hacemos sin necesidad de que nadie nos los recuerde.

casi 20 años despues no puedo dejar de sentirme mal por enterarme de la muerte de mi compa "el surfo" dias despues de su accidente, pero aun lo recuerdo tan vividamente que siento que aun anda por aqui.

asi las cosas

xhaludos señorita morfina.

Athenea dijo...

En estas circunstancias, no hay palabras que puedan ayudarte a sentirte mejor. Yo tambien entiendo tu sentir, porque tiene apenas 4 meses que mi papá falleció, y parece que despues de enterarte de la muerte de ese ser tan querido, parece que entras en una dimensión irreal, que lo que estas viviendo no es verdad, vives como suspendida en el tiempo. Pero conforme pasen mas los dias, te iras sintiendo mejor y resignandote a la vida sin ese ser tan querido para ti. Saludos, y un gran abrazo para ti.

la jesz dijo...

Wow de verdad que es algo fuerte, y sobre todo enterarte de esa forma. Puedo entender como te sientes, a veces uno se molesta porque alguien se nos va derrepente, me ha pasado y uno tarda un buen tiempo en que le caiga el veinte de como están las cosas. De esas experiencias lo único que nos queda es que definitivamente la vida no la tenemos comprada y hay que aprender a demostrar todo lo que sentimos. Tal vez no le dijiste lo mucho que lo querías pero puedo estar casi segura que no eran necesarias las palabras, el sabía lo importante que era para ti. No te enojes con el y no te enojes contigo. Te mando un fuerte abrazo. Solo queda esperar a que el tiempo haga su trabajo.

Javier dijo...

Carambas... Bueno, lo único que te queda ahora es ser fuerte y tratar de sobreponerte :D

Maralien dijo...

Si de por sí es difícil perder a alguien, enterarse de esa manera es brutal y en realidad no hay culpas aquí...

La mayoría de las personas tendemos a pensar que siempre hay tiempo, por más que nos digan que no es así y aún sabiendo que cualquier cosa puede pasar en cualquier momento, no es normal pensar que cada vez que nos despedimos de alguien tal vez será la última vez que lo vemos, porque entonces no querríamos dejarlo ir por nada del mundo o sería una despedida continuamente dolorosa y recurrente y eso tampoco es vida... Es demasiada carga emocional para repetirla una y otra vez...

Desgraciadamente y como ya te lo habían dicho antes no hay cura para esto más que el tiempo.

Suerte!

Un abrazo.

Sekhmet dijo...

Dios!!! si sabré yo lo que es la partida de un amigo.

Te enojas con él, contigo, con Dios, reclamas, te consuelas, lloras...

El camino para asimilarlo es duro, pero no imposible...te encontrarás esperandolo, y te dolerá cuando te des cuenta que nunca ira, que jamás lo volveras a escuchar y mucho menos verlo.

Ánimo.

Fernando Manda dijo...

creo que dejar un comentario de aliento o de empatía sería lo más adecuado, pero como he pasado por ese tipo de cosas,creo que no serviría de mucho.. solo puedo decir, trata de sacarle lo bueno a lo malo, y pues a aprovechar las malas experiencias :S

victor miguel dijo...

hola no te conozco pero lei eso que escribiste, toda una alstima la perdida de tu amigo, no te sientas sola, a todos nos ha faltado tiempo de decir te quiero a alguien especial. aprende a decirlo ahora, no es tan tarde

Ely dijo...

Solo puedo dejarte un abrazo no hay palabras, el hubiera no existe asi que solo deseo que tu amigo descanse en paz.

Mr. Zeus dijo...

Nada de lo que escriba te hartá sentir mejor, créeme entiendo lo que sientes. Buen homenaje!

la señorita panque dijo...

que mala onda eso es feo :( espero te recuperes pronto de la perdida apenas te sigo pero de corazon lo lamento mucho, ya no puedes cambiar lo que hiciste o no pero de seguro el sabe cuanto era para ti vale animos !

!ván dijo...

Sólo atino a decir, Descanse en Paz.
Ahora, solo plática con él, desahógate en serio plática con él todo lo que quieras decirle y lo que sientas para que liberes de tu culpa y el te escuche,te escuchará eso no lo dudes, si sabes que puede escucharte,solo invitalo en tu mente y conversa, verás que te sentirás bien cuando hayas terminado.

barneypx dijo...

Sinceramente estoy contigo Yadira

la MaLquEridA dijo...

Te dejo un abrazo sin saber que decir.

tsukihime dijo...

O.O ... ups.. amm. etto.. amm. hijoles :S

losiento mucho chica.. U.U
pero pues.. la mejor forma de sentirse bien es hablandolo... tranquis..

un beso y un gran abrazo

Xenomorph dijo...

=(

El Ser Supremo dijo...

Wow que fuerte, y aunque no creo que hayan palabras para hacerte sentir mejor, si puedes escribirle todo esto tan bonito, seguramente sabia lo importante que era para ti un abrazote

Nicky dijo...

rayos! kreo k estuve a punto de perder a mi mejor amigo por ser como bien dices tu "egoista" de solo pensar en mi pero gracias a Dios ahora estamos juntos somos pareja (casados) pero en esta entrada me identifico contigo en seriooo yo fui algo asi como tu, era grosera patana pero cuando nos hicismos amigos lo adore como el mejor de todos es un chico genial

saludos

Jova dijo...

No se que decirte, porque cualquier palabra sonará hueca o falsa, aunque venga de corazón y es porque ´no existen las palabras adecuadas. Sólo te dire que el tiempo ayudará.
Saludos y un abrazo sincero.

Lindys dijo...

Primeramente... un gran abrazo y dejame decirte que estoy contigo srita Morfina.. y solo te puedo decir que... el tiempo cura todo...

Dr Hannibal Lecter dijo...

Us que te digo Morfis quieres un hombro? yo tengo dos


saludos!

casacelis dijo...

Te dejo un gran y fueete abrazo.

Animo!

Cassiopeia dijo...

Sé lo que es ver partir.
No hay palabras.
Sólo abrazos.
xoxoxo

luxin dijo...

lo siento mucho...







u.u

lo qe lei me partio...

Quien yo? dijo...

Hace mucho que no me sentia identificada de esta forma con un post! Mi hermana... de 19 años, 4 años menor que yo, que en este momento esta acostada en mi cama, con sus zapatillas puestas y llenando todo de tierra... que me hace enojar mas que cualquier otro ser pero que a los sgundos hace que ria como nunca, es el ser que mas amo en este mundo. Ella, a la que me cuesta decirle que la amo, a la que no abrazo lo suficiente, es por la unica persona que mataria sin dudarlo un segundo

gracias por hacerme replantear algo que, quizas para muchos no tiene mucha importancia, pero para mi, fue mucho

besos

El Rey Hidrógeno dijo...

Querida Morfis,

Durisima leccion para vos, pero asi aprendemos, a chingadazos, ni modo.

Un abrazo.