martes, 12 de octubre de 2010

De fotografías y desastres capilares

¡Pero qué tristeza, caray! Resulta que me encontré unas fotografías que tienen aproximadamente tres años, lo cual, si las matemáticas no nos fallan, son de cuando yo tenía veinte añitos. A veces no lo notamos, pero cómo cambiamos, así sin darnos cuenta ya subimos o bajamos algunos kilos (en mi caso, subí un par –cof, cof!-), cambiamos nuestro cabello (extraño mi cabello largo, negro y sin peinar), cambian nuestras expresiones (juro que hace tres años todavía se me veía inocencia en mis ojitos) y bueno, así podría estar todo el día diciendo lo mucho que he cambiado físicamente.

Me he encontrado con gente que no veía hace meses, o incluso años, y juran que me veo igualita, algunos más venenosos y osados se han atrevido a decirme “pero qué gordita estás”, gesto que agradezco amablemente con una sonrisa y una pintada de dedo mental. Es de muy mal gusto que le recuerden a uno la existencia de las dietas, lo digo enserio.

Hace tres años no tenía ojeras, o al menos sabía cómo disimularlas mejor que ahora. No tenía tanto cachete como hoy, mis pómulos eran como dos manzanas pequeñas, ahora son un par de grandes, sabrosas y jugosas manzanas. Ya entiendo el afán de Ed por morder mis mejillas. Momento, la acosadora que muerde las mejillas de Ed soy yo, ¡Oh-pol-Dios!

Hace tres años tenía el cabello tan largo como quería, justo como para no peinarlo y nadie me decía nada, a excepción de mi madre, que siempre anda detrás de mí con un peine.

Hablando de peinar, les digo que es algo que ya superé. Ahora sé que, aunque lo deteste y me duela la cabeza, lo tengo que hacer, ya saben, la sociedad se ha vuelto muy exigente y poco tolerante con las personas que no solíamos peinar nuestro cabello, pff. Tanto superé mi fobia hacia el peine, que el Sábado estaba alaciando mi cabello con la secadora, fue horrible, porque de repente me llegó un olor bastante penetrante y particular, después escuché un grito entre risas ahogadas de la lil~sis avisándome que se me estaba quemando el cabello, al instante sentí la cabeza caliente y, bueno, lo demás es una triste historia. Aunque, bueno, a pesar de que fue bastante lo que se quemó, no se nota mucho que digamos, y con eso me basta para ser feliz. Porque, oh sí, mi cabello es algo sumamente importante en mi vida, y no se diga más.

En fin, por hoy dejo la nostalgia de mis antiguas fotografías y el triste recuerdo de mi cabello quemado. Prometo que mi próxima visita por estos rumbos será un poco menos sosa. O al menos lo intentaré.

22 comentarios:

Marita dijo...

23 años? Si eres rejoven, y no digas lo contrario que me ofendo u.u

Por qué no te peinabas? ¿Cuál era la idea? Tu cabello es lacio natural, porque solamente las lacias tienen la dicha de levantarse sacudir su cabeza y salir asi a la calle.

Maralien dijo...

Yo tengo fobia al peine... pero porque me quita mi lindos cabellos y tengo miedo de quedarme pelona, ay no que feo!

Me alegra que vuelvas de vez en cuando, nuestros blogs tienen derecho a vivir jeje!

Saludos!

la señorita panque dijo...

Ser lacia da la ventaja de no tener que peinarse ahhh! mi cabello parece del negrito bimbo
:( haha y con la practica no te volveras a quemar el cabello ya veras :)

Amorphis dijo...

Hace unos años había más cabello en mi cabeza :( jiji, el tiempo pasa pero tú aún eres muy joven.

Saludos!

Ely dijo...

Ash me repatea la gente que lo primero que te dicen cuando te ven es que estas gorda U.U apenas tienes 23 animo tas muy joven aun, :D y el cabello pues que se le va ha hacer hay que peinarses :S para que no vean a uno feo. jajaja

y las fotografias???

saludos!!!!!

Alfonso dijo...

Uy yo en las fotos de hace tres años me veo super delgado y hacia un buen de ejercicio, ahora todo mundo me dice que me he descuidado mucho (maldita vida sedentaria)

Aunque es bien chido recordar
Saludos

Pith Zahot, El enemigo público dijo...

Yep, a todos nos pasa. Hace tres años estaba igual que tú, sin cachete, barriga o papada. Ahora es diferente, con eas tres cosas, pero eso sí, sin cabello... snif!

Como sea, creo que aún somos jóvenes, así que explotemos nuestras capacidades mentales para contrarestrar nuestra decadente apariencia, jejeje.

Saludos!!

mariangi dijo...

Fotos de hace tres.... mmmmm estoy ahora mejor...pero de hace diez..noooooooo por dios!!!!!!!!!
jajaajjajajaajaja
UN besote

El Xhabyra dijo...

yo no dejo de sorprenderme cuando veo fotos de hace 10 años, espera unhos 7 para que veas el efecto que tendras al ver las mismas fotos :-)

Fernando Manda dijo...

Cierto lo que dice en su coment el xhabyra... pero igual y el efecto de ver las fotos es positivo ;)



pero igual y no D:

»»®ĶΔβẳŋ™«« dijo...

¿¡Sosa!?
El cabello es un asunto delicado...

Todo lo que he soportado por tener el cabello largo (en terminos de hombre, por qué para una mujer sería cortito...), Cuando me picaba los ojos, lavarlo 2 veces pues sudo más, a veces me impide la vista...

Pues uno aprende a valorarlo de verdad.

Y yo diría que adelgazaste... por que... por que si, por que yo lo digo...

DvD dijo...

Aaaahh... Esas fotos nostalgicas-de-las-cuales-aún-no-puedo-hablar-porque-sólo-tengo-15-años molan... Tantos recuerdos que-aún-no-tengo-porque-sólo-tengo-15...
No creo que te veas "gordita", más bien te ves... saludable :D



Saludos

ѕocιaѕ dijo...

Eso de ver fotos viejas a veces hasta da miedo, pero es bueno recordar y ver como nos veiamos antes, como nos pasan los años y las arrugas se notaran cada vez más xD

saludos

tsukihime dijo...

hace algunos años era feliz, ahora lo soy mucho mas.^^
un saludo!!

El Ser Supremo dijo...

Yo tambien vi una foto mia de hace un par de años y era cacheton y tenia cara de mocosito pero ahora ya no... creo

Observadora Rezongona dijo...

Ok, me encantó tu blog jaja, me reí mucho.... además tenemos casi la misma edad... aunque para mí octubre es peor: cumplo años............. vienen los 24, y sigo viendome como pendeja de 15. Puedes creer que hasta para comprar cigarros me piden identificación??? Bueno, a los 40 lo agradeceré! Jajaja
Y no, no me peino! (Sólo en la ducha) :D
Te seguiré!
Besosss pasate por mi blog

*αleidα cнocoяяol* dijo...

Jajajaja, como que a todos nos pegó eso de la nostalgia, yo estuve viendo cartitas de cuando estaba en la secundaria y la verdad me dieron muchos ánimos al darme cuenta de que había mucha gente que me quiere y me apreciaba por mi forma de ser...
Eso es chido, como también es crecer y que nos importen menos cosas...

Un abrazoooo

lex dijo...

hola!!!!!!! ya regrese!!!! no me echo de menos? ja bueno se k no pero pss yo esperaba ver las fotos para decirle si cambio o no? ja pero bueno ni la conozco asi que no sabria si cambio o no jaja saludos!!

Cuetzpallin dijo...

Ver cómo hemos cambiado es lo bonito de las fotos, por ello se inventaron, o crees q fue por otra cosa? Yo creo q con el tiempo uno se pone más bonita, en gral.. jeje

Saludos!

Roddo dijo...

Recordar tiempos mejores es siempre una buena terapia... Que el pelo se vaya cayendo y aparezcan arrugas con el tiempo es algo natural que a nadie debería incomodar más de la cuenta, aunque ahora que lo pienso mejor, hace 10 años mi musculatura estaba mucho más tonificada que hoy por culpa del sedentarismo. Jejejeje.

La nostalgia está de moda!

Novak dijo...

¿Por qué a las mujeres guapas no les gusta peinarse? ¬¬

EL FURS dijo...

Señorita morfina ahi una pequeña calavera para ud en mi blog
:) saludos!