lunes, 25 de abril de 2011

Crónicas de un fin de semana largo y sin Dios

Este fin de semana me sentí como en Manayaycuna, el pueblo en donde, según Madeinusa (la película, goeeeeey), siguen la tradición de los pasados días santos de manera bastante peculiar, les explico: Todo comienza el Viernes Santo a la hora que crucifican a Jesús, o sea, a las tres de la tarde, y termina cuando recusita, que según cuentan las malas lenguas, es el Domingo a las seis de la mañana. Durante estos días (u horas, como lo quieran ver), nada se considera pecado ya que se supone que Dios ha muerto y por lo tanto no puede ver que pasa. Roban, violan, mienten, asesinan y absolutamente nada es pecado. La diferencia aquí es que yo no robé, asesiné, mentí ni violé. Todo fue consensual, lo juro.

La película en sí es mucho más de lo que les conté, pero en esencia es eso; además sólo quise utilizarla de ejemplo porque quería leerme como que veo muchas películas adhoc con festividades católicas. En fin, yo venía a platicarles lo que me ha pasado estos días.

Viernes
La mami, como ya les había dicho, se puso en su plan de "es un día de guardar, no quiero que salgas", y a pesar de que no soy muy obediente que digamos, quise quedarme en mi casita, vi unas películas con Ed, empiernada y pecando con el puro pensamiento. Cuando se ocultó el sol, se me olvidó la obediencia y la flojera, y nos escapamos de mi casa a comprar algunas cosas que nos faltaban para el viaje expres que haríamos al día siguiente.

Sábado
Para empezar, les platico que por una u otra razón, optamos por dejar la idea del campamento y decidimos irnos a la casa de una amiga que está en un pueblo ubicado a un par de horas de la ciudad, así que Ed llegó muy temprano por mí, digo muy temprano porque para mí despertarme a las 7:30 de la mañana en finde es un grandísimo sacrificio, casi, casi como madrugar para ir a la escuela o el trabajo, la diferencia es que esta vez era para ir a tirarme a la buena vida y, a decir verdad, no me costó tanto como si fuera a la uni.

Salimos de mi casa, pasamos por otras dos amigas, terminamos de trazar el itinerario y terminamos saliendo de la ciudá cerca de las once del día. Eso era bastante malo, porque se suponía que a esa hora ya debíamos estar tirados en la playa, asoleando nuestras carnes y pensando en la inmortalidad del cangrejo. Pero en lugar de eso, íbamos por la carretera contando vacas y peleandonos por la música que nos acompañaría durante dos horas.

Llegamos a la playa con otros amigos, comimos callitos en aguachile (delis, delis), bebimos, casí me ahogo, me tiré en la arena, seguí bebiendo, seguí comiento y otra vez el mar intentó asesinarme con sus olas gigantes, me pegó una revolcada y salí como pude casi llorando porque nunca llegó a rescatarme el salvavidas guapote, súper bronceado, con súper biceps y cuadros en los cuadros del abdomen que seguramente se encontraba en algún lugar de la playa pero que nunca vi...

Domingo
Muy temprano salimos de la casa de mi amiga rumbo a un rancho que tienen unos tíos a unos minutos del pueblo, ya habíamos ido antes y en lo personal me encanta ir porque los tíos de mi amiga son un amor de personas, siempre súper atentos con nosotros, y lo mejor de todo es que nos alimentan. La tía de mi amiga hace unas tortillas de harina deliciosas, y miren que lo dice una persona que no come tortillas de harina por casi nada del mundo. Y como ya me quiero casar, que me pongo de metiche a ver cómo las hacen, hice la prueba con dos, y después le pedí el anillo de compromiso a Ed. Mínimo tortillas ya aprendí a hacer.

Después fui testigo de un asesinato: vi como mataron un pobre chivo para hacerlo birria. Ed me decía que no viera, pero mi morbo era por mucho mayor a sus advertencias, así que ahí estaba pegada al chivo viendo cómo se desangraba, después cómo le quitaban la piel, cómo lo destazaban y así. Creo que después de eso, no volveré a comer birria NUNCA en mi vida. En verdad me dio mucha lástima, pero ni modo; Ed me dice que allá así viven, y que no es como nosotros que nos encariñamos con los animalitos, porque a final de cuentas, nadie vive de amor, y ellos, o comen o aman a sus chivos, vacas, pollos y demás. Triste pero cierto.

Más tarde salimos rumbo a una huerta, a la que también ya había ido y a la que también me encanta ir. Hay árboles de todas las frutas que se puedan imaginar, aunque ahorita no es temporada de nada, sólo de naranjas así que no trajimos nada... sólo naranjas, y me enamoré de unas plantas de café que vi. En serio que allá todo es fábuloso, hasta los bichos.

Después de habernos perdido en la huerta que parece más laberinto que otra cosa, nos regresamos a mi caluroso pueblo. Llegué cansadísima, súper bronceada, con un dolor de espalda terrible por las olas y sus revolcadas, con los pies cansadísimos de tanto caminar pero feliz.

Como extra, puedo decirles que el sueño de mi mamá se hizo realidad: fui a misa.

No fue por voluntad propia, fue porque una chica le pidió a Ed que fuera su padrino de Confirmación y pues tuvimos que ir, y mientras veía de lejos a Ed junto a su nueva ahijada sexy de 18 años, yo me sentía como Los Simpson cuando van a misa y tienen sus debrayes mentales, me lloraron a más no poder los ojos por el humo que echa el sacerdote, y al final salí diciendole a Ed que quiero ser catequista. Y no, no es broma, yo quiero ser catequista aunque él diga que es ilógico que quiera hacer algo que siempre he criticado. Como sea, quizá despues se me olvidé, supongo que sólo lo digo por la emoción de haber ido a una iglesia después de muchos años de no hacerlo.

Pd. En realidad, nunca contamos vacas. Maldigo que la idea me haya llegado a la cabeza apenas, suena demasiado divertido.

Pd2. Estos días comí tanto, que creo que ahora sí va en serio lo del gym.

Pd3. Sigo queriendo ser catequista, pero seguro el Sábado que me levante a medio día con resaca se me pasa.

Pd4. ¿Alguien notó que ya tengo rostro? O al menos perfil. Yep, he puesto una fotografía mía de mí en mi perfil de blogger. Ahora, admiren mi cabello.

Fue todo fábuloso, de eso no hay duda.
No hubo topples, pero sí mucha diversión.

13 comentarios:

Alejandro dijo...

Dios te bendiga.

Alejandro dijo...

Dios te bendiga.

At.
Megah

El Xhabyra dijo...

ya, ya, ya paso!

al entrar yo si me di cuenta inmediantemente del cambio de look en tu imagen de perfil.


;-)

Sucio Vagabundo dijo...

Hey buena nueva imagen.

Catequista? Ojala se te olvide...
Jajaja.

Saludos!!!

don vito andolina dijo...

Hola, bello, íntimo y profundo blog,si te gusta la palabra infinita,la poesía,te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen martes, besos cómplices...

Jova dijo...

Fue lo primero que note, tu cambio de imagen. Pues que bueno que saliste de vacaciones y no debiste ver lo del chivo, yo una vez escuche, solo escuche como mataban a un puerco y ya con eso me basto para no comer carnitas nunca mas en la vida.
REflexiona lo del catecismo porfavor.
Saludos

kika dijo...

Movido fin de semana...yo tuve uno similar, aunque guardada el viernes para que mi madre y abuela no sufran tanto.

Buen cambio de imagen y refrescante Blog.

Ely dijo...

si note la foto de tu cabello XD
de chiquita he visto matar cochinos y a mi mama matar pollos :S ella bien cruel y malvada torciendole el pescuezo y luego desplumarlo :'( pero ni modos algo hay que comer :S aunque un chivo mejor no despues no creo que te hayas comido la birria con ganas.
Yo no fui a misa, el domingo sino es que veo que la gente llevaba sus palmitas ni me entero del domingo de ramos :S la ventaja de no vivir con los padres bueno aunque mi mama ni va ya mucho a misa.

Saludo Miss Morfi un gusto leerte siempre.

Érico Cordeiro dijo...

Holla, Señorita Morfina
Convido você e seus leitores para participar das comemorações do segundo aniversário do blog Jazz + Bossa + Baratos Outros.
O endereço é:
www.ericocordeiro.blogspot.com
Abrazos, diretamente do Brasil.

ѕocιaѕ dijo...

Que buen fin de semana de "guardar", menos mal no hiciste tanto caso y decidiste salir a ver como matan a los chivos y dejar que las olas te arrastraran sin piedad, eso de ser catequista no estaría mal serlo de de jóvenes sexys de 18 años =D
Me gusta todo el cambio de tu blog y claro también saber que al menos si tienes cabellos en la vida real, no vere tu cara pero si el cabello.
Saludos

Zeltax dijo...

Ja! me encantó la narrativa de tu largo fin de semana fue todo, menos aburrido, felicidades!!!
no dejes de actualizar.
"Los sueños se hacen a mano y sin permiso"

Fernando Manda dijo...

Uhhh el aguachile manda,la birria también... las naranjas, bueno las naranjas no tanto. Chale yo me la pasé de borracho cuando debí de estar estudiando D:
Tengo años sin pisar una catequista, digo, iglesia. Y creo que así estaré un buen de tiempo.
Orale ya le vimos la cara a la Mor-Fina :)

...Diana... dijo...

Hey que padre.. que de perdida pongas tu cabello..

a mi me toco una vez ver matar a un cochi.

Que bueno que te divertiste, ese es siempre el objetivo.

Saludos Srita. :)