viernes, 30 de diciembre de 2011

Si no es de Tiffany's, no me caso

El 2012 será el año de las bodas; hasta la fecha estamos invitados Ed y yo a cuatro bodas, y la verdad es que es muy emocionante eso de ver cómo nuestros amigos deciden decirle adiós a su preciada y casi extinta libertad de una manera tan precipitada, de los cuatro, sólo una pareja tiene seis años de novios, los demás no llegan ni al año, pero ya se aman y les urge compartir sus vidas. En fin, cada quien sabe cómo, con quién y por qué, sobre todo "¿por que?".

Pues bien, de entre toda la felicidad de mis amigas las futuras novias y la preocupación de mis amigos los futuros novios por todos los gastos que se vienen encima, tiene que llegar pregunta casi obligada y súper incómoda: Y ustedes, ¿para cuándo?

Admítanlo, es muy desagradable hacer esa pregunta a una pareja que, al menos de momento, no piensa en casarse, ni en tener hijos, ni cosas que impliquen responsabilidades y obligaciones; Ed y yo vivimos fabulosamente, cada quien en su casa, con sus espacios, nos mandamos mensajitos, mails y cosas sucias cursis que perderían el encanto firmando un papel; nos divertimos los fines de semana, salimos a dónde queremos sin el pendiente de quién nos va a cuidar a nuestros hijos, en fin, disfrutamos el momento, y nos disfrutamos mutuamente, en pocas palabras, no necesitamos casarnos para tenerlo prácticamente todo.

Pero... está bien, lo acepto, la pregunta me incomoda porque, pues... sí, obvio que sí me gustaría casarme, a lo mejor ahorita no, pero en unos años tal vez, ¿por qué no? Además Ed hasta ahorita me ha demostrado ser un buen prospecto y ya ni hablar de mí, que todos sabemos que soy la elección más que perfecta para compartir una vida; y como él ya me advirtió que en unos tres o cuatro años vamos nosotros, yo también ya le advertí (para que, si no va a ahorrar, no le caiga de sorpresa) que, lo menos que me merezco, es un simbólico y modesto anillo de Tiffany's (uno como este no estaría nada mal), y no me importa lo que digan del estratosférico costo, yo valgo eso y más. Y le advertí que nunca había dicho nada más cierto, sincero y con todo mi corazoncito: si no es de Tiffany's, no me caso.

Ahora sólo me queda esperar a que él también piense que valgo eso y más, porque si no ya me verán en diez años reconsiderando el hecho de casarme sin un anillo de compromiso de $160,000.00 de por medio ):

¡Maldito interés!

8 comentarios:

Novak dijo...

Si de ese precio quieres el de compromiso ¿de cuánto querrás el de la boda?

Mi idea para pedir matrimonio sería algo como:

-Oye, estaba pensando ¿nos casamos?
-Pues, yo creo que ya es hora.
-Va, ¿En 6 meses?
-Va, suena bien.
-Perfecto. Oye, ¿me pasas la sal?

Digo, lo importante es comprometerse de verdad.

Espero invites a la boda y nos toque pastel.

AleidaChocorrol dijo...

Es pregunta es igual de incómoda a la de cuando eres soltero y te preguntan porque estás soltero o que cuándo te pones a dieta. Ash.
Ya les llegará el tiempo a Edu y a ti, ojalá logre ahorrar para tu Tiffany.

Un abrazote.

La silueta azul dijo...

Yo también creo que no corre prisa casarse si tal y como estáis os sentís bien, pero a veces plantearse el siguiente paso en una relación puede ser aún mejor que no mover ficha por si acaso.

Saludos desde España!!!!

la jesz dijo...

¿Cuando será el momento en el que me dirija en los comentarios como Señora Morfina?...

De plano que Diciembre del 2011 fué el mes de las pedideras...mi muro de Facebook lleno de fotos de anillos de compromiso. Me llegó una serie de sentimientos encontrados primeramente porque sentí que ya me estoy quedando, segundamente porque siento que ya me estoy haciendo vieja, terceramente un sentimiento imaginando como será mi día y cuartamente un coraje porque de todas solo a 1 me invitaron y seré una de las damas jajajaja.

Ay que cosas, por lo pronto sigue disfrutando de lo lindo tu felicidad.

Saludos Morfi =)

Mr. Zeus dijo...

Pues bonito el anillo pero... Lo considero algo completamente inútil, no preferirías mejor un viaje de comPromiso? Pues con esa plata puedes conseguir un par de semanas a tu destino favorito, una experiencia que sin duda ambos disfrutarán por encima de una ostentosa roca.
Respeto tu decisión, pero no la comparto, casarme es algo que en lo personal no llama mi atención pregeriría irme a vivir con la chica adecuada.

Sucio Vagabundo dijo...

Si esta bien ese anillo.

Tu pideselo.

No te vaya a hacer como Homero Simpson y te de un are de cebolla. D:

No la mera verdad esta muy caro ese anillo.

Pero mientras quieran estar juntos pues se aguantaran el hambre jajajaja.

Saludos!

SusuBlog dijo...

jajajajaja...
será el anillo que llevarás de por vida más vale que lo ames

no importa el precio
he dicho.

Su.

DvD dijo...

Ash, osea, hueva mil casarse goe'.

Bueno no, osea sí que hueva, pero no dicho así jaja.

Yo soy de la idea (aunque solamnte parezca otro morrito pendejo más) de que cuando una pareja decide casarse, todo se va al carajo. Pero no es siempre así, aclaro.
Cuando es así, el amor, muchas veces el respeto y esas cosas que debe de haber en una pareja, se pierden, o se toman la poción de invisibilidad de Skyrim.


Saludos