viernes, 30 de diciembre de 2011

Si no es de Tiffany's, no me caso

El 2012 será el año de las bodas; hasta la fecha estamos invitados Ed y yo a cuatro bodas, y la verdad es que es muy emocionante eso de ver cómo nuestros amigos deciden decirle adiós a su preciada y casi extinta libertad de una manera tan precipitada, de los cuatro, sólo una pareja tiene seis años de novios, los demás no llegan ni al año, pero ya se aman y les urge compartir sus vidas. En fin, cada quien sabe cómo, con quién y por qué, sobre todo "¿por que?".

Pues bien, de entre toda la felicidad de mis amigas las futuras novias y la preocupación de mis amigos los futuros novios por todos los gastos que se vienen encima, tiene que llegar pregunta casi obligada y súper incómoda: Y ustedes, ¿para cuándo?

Admítanlo, es muy desagradable hacer esa pregunta a una pareja que, al menos de momento, no piensa en casarse, ni en tener hijos, ni cosas que impliquen responsabilidades y obligaciones; Ed y yo vivimos fabulosamente, cada quien en su casa, con sus espacios, nos mandamos mensajitos, mails y cosas sucias cursis que perderían el encanto firmando un papel; nos divertimos los fines de semana, salimos a dónde queremos sin el pendiente de quién nos va a cuidar a nuestros hijos, en fin, disfrutamos el momento, y nos disfrutamos mutuamente, en pocas palabras, no necesitamos casarnos para tenerlo prácticamente todo.

Pero... está bien, lo acepto, la pregunta me incomoda porque, pues... sí, obvio que sí me gustaría casarme, a lo mejor ahorita no, pero en unos años tal vez, ¿por qué no? Además Ed hasta ahorita me ha demostrado ser un buen prospecto y ya ni hablar de mí, que todos sabemos que soy la elección más que perfecta para compartir una vida; y como él ya me advirtió que en unos tres o cuatro años vamos nosotros, yo también ya le advertí (para que, si no va a ahorrar, no le caiga de sorpresa) que, lo menos que me merezco, es un simbólico y modesto anillo de Tiffany's (uno como este no estaría nada mal), y no me importa lo que digan del estratosférico costo, yo valgo eso y más. Y le advertí que nunca había dicho nada más cierto, sincero y con todo mi corazoncito: si no es de Tiffany's, no me caso.

Ahora sólo me queda esperar a que él también piense que valgo eso y más, porque si no ya me verán en diez años reconsiderando el hecho de casarme sin un anillo de compromiso de $160,000.00 de por medio ):

¡Maldito interés!

domingo, 25 de diciembre de 2011

Feliz Navidad...

...a todos (:

lunes, 5 de diciembre de 2011

Beeeeep

¡Hola mundo!

Llegó Diciembre, el casi cierre del semestre y yo estoy vuelta loca entre ensayos, trabajos de investigación, exposiciones y... 5 horas a la semana frente a grupo, y no precisamente como practicante.

Nunca creí decirlo, pero esto último es maravilloso, los niños son maravillosos, mis días son fabulosos y mi vida en general es casi perfecta.

Y bien, ya dí señales de vida, me voy a seguir "trabajando", pero apenas tenga vacaciones, regreso a dejar mi cartita para Santa, mi lista con logros del 2011 y mis "propósitos" del 2012.

¡Tha-tha!